Carlos Lugo explica por qué Internet debe ser un servicio público esencial en Colombia

Para el director de la CRC, Internet debe considerarse un servicio público, pero sin volver a normativas del pasado.

0
287

Más allá de la contingencia por la enfermedad de Covid-19, el acceso a Internet debe reconocerse como un servicio público esencial en Colombia para garantizar la expansión de infraestructura digital en donde hace falta, la remoción de barreras y la conectividad universal, dijo el Director de la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC), Carlos Lugo Silva.

En la apertura de la 15 Escuela Taller Internacional de Regulación, explicó que sí debe elevarse a esa categoría, “pero no debemos volver al pasado; no debemos regularlo como un servicio público domiciliario, sino tener la suficiente tranquilidad y evidencia para tomar decisiones regulatorias que generen inversión”.

Desde hace unos meses, el Senado está estudiando un proyecto de ley para considerar a Internet como “un servicio público, esencial y universal”, el cual busca sentar las bases para promover el acceso a conexiones asequibles y de calidad. La iniciativa ya fue aprobada, en primer debate, por la Comisión Sexta en noviembre.

Con este proyecto legislativo se daría continuidad a los decretos de emergencia del gobierno colombiano durante la crisis, en los que se define como una prioridad el garantizar la continuidad de las telecomunicaciones. Eso dio pie a medidas como acelerar los trámites para la implementación de infraestructura, o eliminar el IVA de manera temporal en los planes de telefonía de hasta 18.4 dólares.

Recomendado: Avanza en Senado de Colombia la ley de Internet como un servicio público

Regular en la crisis

Durante la pandemia de la nueva cepa del coronavirus, el director de la CRC planteó que el organismo regulador aprendió varias lecciones para actuar de manera ágil, puntual e inteligente.

Entre ellas, lo primordial fue asegurar la continuidad de las redes de comunicaciones; dar estímulos a las empresas del sector para que continuaran sus operaciones y pudieran garantizar la prestación de servicios, así como regular para brindar conexiones con mejores tarifas, incluso a través de subsidios.

Además, la CRC tuvo que comprender cómo regular de manera rápida en pocos días, basándose en evidencia; hacer seguimientos continuos del comportamiento del tráfico para saber qué medidas tomar; reforzar la coordinación con la industria, y seguir apostando por la innovación con el sandbox regulatorio sin dejar de lado la preparación para la llegada de nuevas tecnologías como 5G.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here