CELAC firma plan conjunto de acción con China en áreas clave como 5G

619

En medio del cambio de la presidencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que ahora asume Argentina, se realizó también la firma de un acuerdo de cooperación entre China y los Estados miembros que aborda la realización de “consultas amistosas en igualdad de condiciones” en áreas clave como seguridad, desarrollo sostenible, acción social e infraestructura, incluida el despliegue de redes 5G.

El pasado 7 de enero, Argentina asumió la Presidencia Pro Tempore 2022 de la CELAC, con lo que le tocará a la representación de este país la ejecución del Plan de Acción Conjunto de Cooperación en Áreas Claves China-CELAC (2022-2024), que fuera firmado en los últimos días de la presidencia mexicana.

La firma del acuerdo llega en un momento de alta complejidad diplomática y geopolítica, en la que Estados Unidos y China se encuentran en una disputa por el liderazgo económico, que incluye el aspecto tecnológico, uno de los componentes más relevantes para la definición de la competitividad global de cada nación hacia la siguiente década.

La mayor diferenciación de las redes 5G es que no atenderán únicamente las redes de consumo de comunicaciones e Internet, sino que habilitarán el salto tecnológico de múltiples industrias. En ese sentido, quien domine la siguiente generación celular, tendrá un alcance económico sin precedentes.

El Plan firmado entre China y la CELAC se compone de siete grandes áreas: Cooperación Política y de Seguridad; Cooperación Económica y Pragmática, Cooperación en Infraestructura de Alta Calidad; Cooperación en Materia Social, Cultural y de Pueblo a Pueblo; Desarrollo Sostenible; Asuntos Internacionales y Cooperación Subregional e Interregional; Implementación.

Bajo el punto dos, Cooperación Económica, se aborda el tema sobre la industria y tecnología de la información, bajo el cual se establece la cooperación entre los Estados miembros de CELAC y China para fortalecer los cambios industriales, la cooperación en áreas como cadenas de suministro, digital e industrias verdes.

El acuerdo firmado buscará “fortalecer cooperación mutuamente beneficiosa entre gobiernos, empresas e instituciones de investigación en infraestructura digital, equipos de telecomunicaciones, 5G, Big Data, computación en la Nube, Inteligencia Artificial, Internet de las cosas, ciudades inteligentes, Internet+, servicios de telecomunicaciones universales, gestión del espectro de radio y otras áreas de interés común, y explorar la construcción de laboratorios conjuntos”, señala uno de los puntos.

Los firmantes también acordaron explorar el establecimiento del Foro de Cooperación en Tecnología Digital China-CELAC.

Bajo el pretexto de la seguridad nacional, Estados Unidos ha impuesto restricciones comerciales a múltiples compañías chinas, entre las que se encuentra Huawei, que en pocos años se convirtió en el proveedor líder de equipo de telecomunicaciones en el mundo. Durante el año pasado, el país norteamericano realizó visitas diplomáticas a algunos países de América Latina para que se sumaran al veto en contra de la tecnología china.

En una de estas visitas, Juan González, asesor para América Latina del gobierno de Joe Biden, indicó que “nuestra preocupación es que Huawei es más que una compañía, tiene afiliación con el gobierno chino, y la expansión en la región tiene implicaciones en términos de inteligencia china pero también de presión que puede usar China”, según cita La Nación.

Mientras que en Estados Unidos, Huawei mantenía una pequeña cuota de mercado, en regiones en desarrollo como América Latina, África y parte de Asia el proveedor chino había logrado una fuerte presencia, favorecida por el atractivo de su oferta basada en precios más competitivos y mejores condiciones de financiamiento.