Cinco Días Santiago Millán

Cellnex inició el año con una intensa actividad corporativa: compró la lusa Omtel por 800 millones de euros y amplió su alianza en Francia con Bouygues. Ahora está pendiente del cierre de la adquisición de la división de telecos de la británica Arqiva, por 2.280 millones de euros.

En este caso, Cellnex cree que no habrá ningún problema para culminar la operación, una de las mayores de su historia. La ejecución depende de la aprobación por parte de las autoridades británicas de la competencia y el grupo español cuenta con que se cierre durante el segundo semestre de 2020.

Leer más: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/03/11/companias/1583949553_072577.html

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here