Celulares: 8 de cada 10 personas usa su smartphone personal para trabajo, revela estudio

116

Fayerwayer-York Perry

Los smartphones o teléfonos celulares inteligentes, se han vuelto una herramienta indispensable para nuestra vida cotidiana. No sólo incrementa nuestra productividad sino que hace todo más sencillo.

Sin importar si se trata de asuntos laborales, de negocios, placer o meramente personales, estos dispositivos facilitan todo. Pero por lo mismo se vuelven una herramienta de la que dependemos a distintos ritmos y de manera casi permanente.

Esto se puede poner aún más complejo cuando se involucra lo personal con lo profesional, ya que las propias actividades de nuestro trabajo por inercia tienden a entremezclarse con el resto de nuestra vida.

Algunas personas optan por la sensata alternativa de contar con un smartphone para los asuntos laborales y otro para lo personal. Pero la realidad es que la gran mayoría no lo hace, y ahora sabemos en qué porcentaje aproximado.

Estudio sobre celulares confirma que nadie separa su vida personal del trabajo

La gente de la firma de análisis estadísticos OnePulse se alió con los colegas de TechRadar para desarrollar un breve estudio que nos permitiera conocer más los hábitos y dinámicas de uso de su smartphone entre los usuarios cotidianos.

En especial en estos días posteriores al inicio de una pandemia global donde los esquemas de trabajo híbrido, el aislamiento físico y el home office se han vuelto más recurrentes.

Home Office (Marcelo Camargo/Agência Brasil)

De manera que los investigadores abordaron a 500 sujetos en los EE. UU. y el Reino Unido para descubrir si usaban un teléfono inteligente fuera del trabajo para realizar negocios relacionados con actividades laborales, como videollamadas, presentaciones, reuniones colaborativas y asuntos similares.

Fue así como descubrieron que el 73% utilizaban teléfonos inteligentes para asuntos laborales. Siendo la actividad más común el envío de correos electrónicos, los mensajes y hasta la activación de los celulares como punto de acceso Wi-Fi.

Cerca del 46% afirmó que le destina por lo menos una hora al día de su tiempo individual para dedicarlo a asuntos del trabajo. El 28,3% reveló que le destina hasta dos horas a ese tema y el 16,8% señala que puede invertir hasta más de cinco horas para atender temas laborales en su casa.

Pero lo más alarmante es que el 82% de los encuestados afirmó que para dichas actividades utilizaban su teléfono inteligente personal, no uno exclusivo para el trabajo.

Esto quiere decir que 8 de cada 10 individuos condensa en un mismo dispositivo ambas actividades. A la par que el 54% le dedica de 2 a 8 horas de su vida a cubrir en su casa temas del trabajo.

No suena muy sano.