Centros de Comando y Control: un cerebro que necesita integrarse con tecnologías

En promedio, en una ciudad podrían salvarse alrededor de 10 mil vidas cada año si los Centros de Comando y Control mejoraran sus tiempos de respuesta.

1204

Los Centros de Comando y Control de las diferentes instituciones de seguridad pública son el cerebro para garantizar la seguridad a la ciudadanía. Sin embargo, no funcionan de manera aislada, necesitan interconectarse con el “sistema nervioso”.

Así lo explicó Iván Kraljevic, experto en Ciudades Seguras para América Latina y el Caribe de Motorola Solutions, quien en una entrevista con DPL News aseguró que sin dicha conexión a otros sistemas, el cerebro simplemente no funciona.

El especialista en desarrollo de Centros de Comando y Control (CCC), mejor conocidos como C3, C4 o C5, explicó que sin una adecuada adopción e integración tecnológica estas instalaciones de seguridad pública podrían quedar obsoletas en apenas tres años de funcionamiento.

“El tema de comando y control es crucial. Es el cerebro de la institución, ese es su valor, realmente es donde se evalúa la información que se está recibiendo de las ciudades y donde se toman las decisiones que se llevan a cabo en las acciones de respuesta.

“Así como un cerebro no funciona si no tiene conexión con todo su sistema nervioso y con todas las fuentes de información de diferentes tipos, ocurre lo mismo con un Centro de Comando y Control. El aspecto crucial es que no puede estar aislado, no sólo la lógica y flujo de trabajo que se maneja constante en el CCC, es toda la información y múltiples sistemas que tienen que integrarse al centro para que pueda ser efectivo el trabajo”, explicó.

De acuerdo con Iván Kraljevic, en promedio en una ciudad podrían salvarse alrededor de 10 mil vidas cada año si los Centros de Comando y Control mejoraran sus tiempos de respuesta, lo cual es posible a través de la implementación tecnológica. Dijo que, por ejemplo, la mayoría de estos CCC no tienen la capacidad de comunicarse a través de mensajes de texto.

“Todos los oficiales usan la radio, porque es un medio muy bueno de comunicación. Pero lo que se busca es que la información que la radio produce como localización, mensajes, estatus del oficial se integre con uno de los sistemas de respuesta de información, lo mismo con las cámaras en el terreno. 

Debes leer: Motorola Solutions impulsa soluciones de vídeo inteligente para seguridad en América Latina

“Estas cámaras van a detectar una situación de aglomeración de público. Van a observar que a lo mejor se están moviendo más rápido que un movimiento normal y el sistema con aprendizaje es lo que se va a integrar. Esa integración es lo más importante de un Centro de Comando y Control moderno”, explicó Kraljevic.

El ejecutivo de Motorola Solutions resaltó que los CCC tienen diversos retos tecnológicos. Alrededor de 70 por ciento de las implementaciones fallan, pues cientos de sistemas no tienen soporte técnico debido a su consolidación.

Otro de los desafíos de estas instalaciones de vigilancia y seguridad pública son las ciberamenazas; en promedio, se han detectado alrededor de 450 ciberataques contra agencias de seguridad pública en los últimos 24 meses.

El especialista explicó que los Centros de Comando y Control se desarrollan de manera modular. Una vez que las instituciones conocen sus necesidades y presupuesto se realiza un plan de adopción tecnológica, el cual puede implementarse de manera paulatina y no en una sola ocasión. 

Explicó que aunque se tenga el presupuesto para implementar toda la tecnología, es recomendable que se realice de manera modular para capacitar al personal y tener un manejo especializado y adecuado de las soluciones. 

“Nosotros partimos con el cliente para comprender sus operaciones. Quienes trabajan en la empresa vienen del mundo de la seguridad pública y comprenden muy bien sus necesidades reales. Partimos de entender qué necesidades y retos tienen las agencias, cuáles son las capacidades que se deben tener en términos de cantidades y adónde se quiere llegar. El análisis de procesos de los clientes también es fundamental. 

“El mejor camino es una aproximación modular. Hay que partir de cierta funcionalidad de acuerdo con el plan estratégico completo, después crecer a la siguiente etapa e ir implementando nuevos aspectos tecnológicos necesarios para ir mejorando” y lograr los objetivos de protección ciudadana, agregó.

Desafíos actuales

  • 75% de los centros 911 no poseen la capacidad de recibir mensajes de texto.
  • 30% del tiempo de un oficial se gasta en tareas administrativas equivalente a mil oficiales en campo.
  • 10 mil vidas pueden salvarse cada año si la respuesta a emergencias tomara menos de un minuto.
  • 100 terabytes de video de cámaras corporales recolectadas al mes en una ciudad principal. 
  • 40% de las computadoras de una agencia tienen siete o más años, por lo que ya son obsoletas.
  • 450 ciberataques a agencias de seguridad pública detectados en 24 meses.

Fuente: Motorola Solutions.