Qualcomm, el proveedor de chips estadounidense, no cumplió con los objetivos y su pronóstico fiscal del tercer trimestre fiscal de 2019, afectado por un acuerdo provisional con Huawei y la baja demanda de LTE a medida que los operadores transitan a 5G en China. Pese a ello, se espera un “punto de inflexión” en el primer trimestre del próximo año, dijo Steve Mollenkopf, CEO de Qualcomm.

Mollenkopf señaló que “la prohibición de exportación de Huawei, junto con un giro de 4G a 5G, que se aceleró en los últimos meses, ha contribuido a las condiciones de la industria, particularmente en China, que esperamos generen vientos en contra en nuestros próximos dos trimestres fiscales”.

Agregó que, “como resultado de la prohibición de exportación, Huawei cambió su énfasis aumentando su participación en el mercado nacional de China, donde no vemos el beneficio correspondiente en nuestros productos o ingresos por licencias”.

En el tercer trimestre, Qualcomm registró ingresos de 4.9 mil millones de dólares, un 13 por ciento menos que en el mismo trimestre de 2018. El ingreso neto disminuyó 34 por ciento año con año a mil millones de dólares.

En el tercer trimestre fiscal, Apple y Qualcomm resolvieron litigios pendientes que resultaron en 4.7 mil millones de dólares en ingresos por licencias previamente disputados.

A pesar de los desafíos, para el primer trimestre de 2020, Mollenkopf explicó que la empresa pretende “alcanzar el punto de inflexión, ya que nuestros resultados financieros comienzan a reflejar los beneficios de nuestros esfuerzos sustanciales a lo largo de los años para llevar la red 5G al mercado en todo el mundo”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here