Cerrando las Brechas de Conectividad

0
62

El Heraldo de México Gonzalo Rojon

La situación coyuntural acontecida alrededor del mundo en torno a la emergencia sanitaria por el COVID-19 ha acelerado las necesidades globales de conectividad, pues en los últimos meses se ha demostrado la importancia del acceso y adopción de estas herramientas para una inclusión digital que permita sobrellevar los estragos económicos de la crisis.

Al respecto, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU por sus siglas en inglés), organismo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), emitió un documento en el cual indaga sobre los requerimientos de inversión necesarios para conectar a los 8.5 mil millones de humanos que habitaran el planeta en 2030, es decir, una conectividad global del 100%.

En el documento titulado, “Connecting Humanity – Assessing investment needs of connecting humanity to the Internet by 2030”, se estima que es requerida una inversión aproximada de $428 mil millones de dólares para conectar a 3 mil millones de personas hacia el año 2030. Lo anterior considera costos para el despliegue de infraestructura tanto móvil como de fibra óptica, además de los costos de operación y mantenimiento de dichas redes.

El documento considera también los posibles costos de cubrir áreas remotas, así como la inversión en capital humano para la formación y desarrollo de habilidades digitales en la nueva población conectada, de hecho, en el documento se proporciona una guía de política pública y regulatoria para detonar condiciones de: disponibilidad, asequibilidad, confiabilidad y seguridad en el acceso a las TIC.

En los últimos meses se han observado las evidentes desigualdades de acceso a la tecnología y herramientas digitales en México y alrededor del mundo, sin embargo, cuando la actividad económica transita de manera importante hacia lo digital es fundamental dirigir esfuerzos de manera urgente para reducir esta brecha digital de acceso efectivo y de esta manera generar a través del uso y aprovechamiento de las TIC una igualdad de oportunidades que permita reducir la desigualdad económica y afrontar los efectos negativos de la crisis.

Datos de la ITU, estiman que el 85% de la población mundial dispone de redes de banda ancha y el 70% se encuentra en áreas de cobertura 4G, el reto consistirá en conectar al 15% restante. México es de los países donde se requiere una mayor inversión de recursos para lograr el acceso universal a las TIC, un total de $14 mil millones de dólares.

Si queremos eliminar la brecha existente entre aquellas personas con y sin conectividad, así como la gran disparidad en el uso entre aquellas personas que si se encuentran conectadas, no solo es necesaria la inversión y el despliegue de infraestructura. También es indispensable que existan condiciones competitivas y medidas regulatorias eficaces que permitan un balance competitivo en la estructura de mercado, pues hoy observamos un nulo interés en la inversión para la conectividad universal de los mexicanos y una marcada reconcentración de mercado en favor del Agente Económico Preponderante en Telecomunicaciones.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here