#CES2021 | Pandemia revela la importancia de la digitalización

0
179

Aunque ya se reconocía la relevancia de la conectividad y la digitalización para la economía actual, la pandemia por Covid-19 incrementó su importancia, al tiempo que reveló los retos para cumplir el objetivo de una conectividad universal, coincidieron ejecutivas durante el panel Banda ancha para todos en el marco del CES 2021.

Shirley Bloomfield, CEO de la Asociación de Banda Ancha Rural (NTCA), destacó el valor de la conectividad para las comunidades rurales de Estados Unidos bajo el contexto de ser una economía global. La asociación calcula que el valor de las transacciones en línea de las comunidades rurales es de aproximadamente 1.4 billones de dólares al año, adicional a los beneficios que la conectividad ofrece en términos de bienestar social.

En ese sentido, Boutheina Guermazi, directora de desarrollo digital para el Banco Mundial, mencionó la importancia que ha tenido la conectividad para los países en el contexto actual, ya que aquellos que cuentan con acceso han obtenido un mejor resultado frente a la pandemia.

El Banco Mundial estima que en algunos países de África el tener acceso a Internet incrementa las posibilidades de obtener un empleo en 3.9 por ciento, a la vez que en Nigeria la conectividad logró reducir la pobreza en un 7 por ciento. Es cuestión de dar poder a las comunidades para participar más, tener mejores posibilidades para trabajos y tener acceso a servicios”, agregó.

Nanchy Post, directora de soluciones inteligentes para John Deere, resaltó también la importancia de la conectividad para granjeros y agricultores, en especial al considerar la relevancia de su labor en la producción de alimentos y el crecimiento de la población.  “Tenemos que ayudar a nuestros clientes a tomar decisiones más inteligentes, y a tener más tecnología de precisión en sus granjas, que sin conectividad no se pueden habilitar”, señaló durante su participación.

Post estima que cerca de 42 millones de personas en las zonas rurales de Estados Unidos no cuentan con conectividad, de los cuales, la mayoría son granjeros y agricultores.

Al respecto, Bloomfield agregó que uno de los principales retos para llevar conectividad a estas zonas es realmente conocer el tamaño del problema. Reconoció la labor del Congreso que recientemente aprobó una ley para conocer el estado de la banda ancha en las zonas rurales. “Gastamos mucha energía en resolver el problema, pero no podremos resolverlo si ni siquiera sabemos el tamaño y dónde se encuentra”, advirtió.

Guermazi detalló que el 81 por ciento de la población no conectada a nivel mundial se encuentra en los países menos desarrollados, donde no sólo existe la brecha digital, sino también de género y de asequibilidad. Un estudio reciente de la UIT encontró que se requerirían 428 mil millones de dólares para brindar conectividad universal hacia el 2030.

“Tener acceso al Internet es sólo una parte de la ecuación, en muchos casos el Internet está ahí, pero no se usa. Mucha gente no lo usa porque no es asequible o no tienen las habilidades necesarias”, agregó.

Coincidieron en que los efectos de la pandemia reveló múltiples lecciones al mercado y a los gobiernos, no sólo sobre la importancia de la conectividad, sino también el tipo de redes que se requieren para atender las necesidades particulares de las comunidades.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here