Chile | Kast o Boric, antagonismo también en materia digital

661

Tal como se esperaba, José Antonio Kast (Partido Republicano) y Gabriel Boric (Convergencia Social) se medirán en segunda vuelta para definir quién será el presidente de Chile desde el 11 de marzo próximo. Los candidatos presentan una idea de país antagónica y eso también se refleja en sus propuestas enfocadas al mercado de las telecomunicaciones, aunque hay algunas coincidencias, como el entendimiento de la economía digital como palanca de crecimiento para la nación.

No hubo sorpresas, las elecciones tuvieron el resultado que se vislumbraba en la mayoría de las encuestas previas, más allá de algún cambio de posiciones entre los cinco candidatos que quedaron fuera de la discusión final. Votaron 7.1 millones de chilenos; Kast se quedó con el 27.9 por ciento de los votos válidos y Boric con el 25.8 por ciento. Ninguno de ellos alcanzó el 50 por ciento más uno necesario para ganar en primera vuelta, por lo que habrá balotaje este 19 de diciembre.

Kast, el candidato de derecha, enfoca sus propuestas más en lo institucional que en lo social. Busca fortalecer a la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel), fomentar el despliegue de infraestructura y mejorar las condiciones de competencia en las telecomunicaciones. Es el único que menciona el término 6G y abunda sobre conceptos como IoT, Inteligencia Artificial y Blockchain. Su plan habla de verticales, como la salud y la seguridad pública, y de transformación digital que incluye, como la hoja de ruta de la mayoría de los candidatos, a las pymes. Propone crear el Instituto Milenio de Investigación y Desarrollo en TIC y promete fibra en todos los espacios culturales.

Las 10 propuestas TIC de Kast:

✔ Convertir el Estado anacrónico en digital.

✔ Coordinar y generar una estrecha relación entre el sector y las municipalidades para fomentar el despliegue y la compartición de infraestructura.

✔ Generar un sistema de otorgamiento y concesiones en términos genéricos y no por cada tipo de servicios.

✔ Apoyar fuentes de financiamiento internacional a empresas de telecomunicaciones.

✔ Aprovechar el conjunto de herramientas tecnológicas en el sistema educativo.

✔ Implementar Big Data en la administración pública, desarrollar telemedicina en zonas remotas y avanzar en la idea de hospital digital.

✔ Generar un censo nacional TIC y de aplicaciones interactivas.

✔ Adherir a la plena “Revolución Industrial 4.0”. Que el Estado actúe como articulador y ponga a disposición recursos públicos para implementar la digitalización de la industria.

✔ Modificar el rol estatal en la difusión, financiamiento y regulación de la televisión pública.

✔ Lograr que el 100 por ciento de las pymes se incorporen al mundo digital.

Boric, representante de la izquierda, trabaja en representar el cambio generacional demandado en las protestas de 2019. Tiene 35 años de edad y es el candidato más jóven en competir por la presidencia en Chile. Su plataforma TIC está concentrada en la idea de democratizar el acceso a las tecnologías, cerrar todas las brechas y dar abundancia de derechos digitales para todos. Sin duda, su propuesta más fuerte es la creación de una empresa estatal de telecomunicaciones, que opere una red troncal y fibra óptica, aunque no hay mayores detalles de cómo funcionará, bajo qué modelo y con qué objetivos específicos. También destaca una propuesta que va en contra de lo que se observa como buena práctica en materia sectorial: prevé reducir a la mitad la vigencia de las licencias TIC.

Las 10 propuestas TIC de Boric:

✔ Crear una empresa estatal de redes de telecomunicaciones.

✔ Hacer de Internet un servicio básico, lo que “obligará a mejorar la cobertura y estándar de calidad de servicio”.

✔ Crear una nueva regulación de compartición y  modernizar la ley de telecomunicaciones para “que el espectro sea licitado y no entregado sin grandes requerimientos a las empresas, como se hizo durante gran parte de los últimos 30 años”, y reducir las licencias de 30 a 15 años.

✔ Establecer un Registro de Conectividad para transparentar factibilidad técnica, servicios solicitados y velocidad de subida y bajada a nivel de domicilio, con garantía de los datos personales. Esto permitirá crear un mapa y abordar necesidades de las “zonas rojas”.

✔ Respecto de las tarifas, establecer mecanismos de subsidios para familias sin capacidad de pago.

✔ Priorizar el uso y cobertura de 5G para el uso educativo, de salud, domiciliario y empresarial en los lugares sin cobertura de fibra.

✔ Proteger la información y generar nuevos mecanismos de ciberseguridad, con especial atención al resguardo de los derechos digitales.

✔ Financiar, subsidiar y acompañar con menos impuestos el desarrollo de las pymes.

✔ Ampliar la cobertura de Internet, equipamiento y capacitación informática para todos los niveles educativos.

✔ Duplicar el presupuesto que entrega el Estado para Ciencias, Tecnología, Conocimientos e Innovación, avanzando a alcanzar una inversión del 1 por ciento del PBI en esta materia.

Así como otros candidatos, quedaron fuera sus propuestas TIC. Franco Parisi, por ejemplo, proponía trabajar en programas para entregar acceso a Internet en zonas aisladas y limítrofes bajo la responsabilidad de las fuerzas armadas; Yasna Provoste planeaba un fondo de banda ancha universal; y Sebastián Sichel, un fondo de conectividad con pagos por espectro. En la agenda de los siete presidenciables se mencionó a la tecnología como un factor clave para la recuperación de la crisis que trajo consigo la pandemia de Covid-19.

Quien triunfe el próximo domingo –alcanza con mayoría simple– gobernará Chile entre 2022 y 2026. Deberá trabajar en la primera etapa de implementación de 5G, que desde hace unas horas está oficialmente encendido en el país. También tendrá que dar continuidad a planes ya en funcionamiento, principalmente con foco en la expansión de fibra óptica, y avanzar en la idea de cooperación público-privada para lograr los desafíos sobre la mesa en materia digital.