El presidente de Chile, Sebastián Piñera, promulgó una ley para regular el tendido de cables aéreos, al determinar que las compañías de telecomunicaciones serán las responsables de la instalación, mantenimiento, retiro y todo lo necesario para intervenir sus cables aéreos o subterráneos.

Hace un mes, el Congreso Nacional del país aprobó la legislación para después pasar al Ejecutivo. Uno de los objetivos es que los cables en desuso, calificados como desechos, deben ser retirados por los operadores en un plazo no mayor a cinco meses. De lo contrario, pueden ser acreedores a una multa de hasta 50 millones de pesos chilenos.

Al menos 647 kilómetros de cables aéreos sin utilizar ya fueron desalojados y ordenados en otro lugar hasta marzo de este año. La titular de la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel), Pamela Gidi, refirió que con esto buscan beneficiar a los habitantes para que vivan en comunidades “más lindas y seguras”.

La nueva ley establece que la entidad propietaria del poste o ducto donde está instalado el cable en cuestión, ya sea para mantenimiento o retiro, tiene que brindar apoyo técnico y operaciones a la empresa concesionaria o permisionaria, a fin de no afectar la continuidad de los servicios de los usuarios.

Por su parte, la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, señaló que la legislación tiene como prioridad limpiar el espacio público de cables aéreos en desuso para mejorar “la calidad de vida de las personas”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here