Chile | Proyecto de ley obliga a las compañías proveedoras de Internet y concesionarias de obras públicas otorgar acceso libre e igualitario a esta red a todas las personas

84

Diario Constitucional

La moción, patrocinada por las Diputadas Núñez y Leuquén y los Diputados Fuenzalida, Galleguillos, Santana y Sauerbaum, modifica la Ley N° 18.168, General de Telecomunicaciones y la Ley de Concesiones de Obras Públicas, para promover la conectividad y el acceso a internet.

Los autores señalan que el acceso a Internet ha sido catalogado desde hace ya varios años como un Derecho Humano. Si bien las tendencias jurisprudenciales que así lo reconocen son más recientes, es posible encontrar planteamientos que ya en 1997 hablaban de la relevancia de comprender Internet como una herramienta que permite la expresión de múltiples derechos fundamentales, como son la libre expresión, el derecho de asociación, la participación cívica e incluso el emprendimiento económico.

Añaden que en 2011, la Organización para las Naciones Unidas (ONU) se refirió a Internet como un Derecho Humano en un informe del Relator Especial sobre la Promoción y Protección del Derecho a la Libertad de Opinión y Expresión, donde se realza la importancia de Internet para el ejercicio de la libertad de opinión, expresión e información, concluyendo que los Estados deberían, en consulta con su población, establecer políticas para procurar que el acceso a Internet esté disponible y sea sostenible, pues representa un canal para la concreción de derechos humanos.

En Chile, especifican, la regulación de Internet se aborda como un servicio dentro de la Ley N° 18.168, General de Telecomunicaciones, sin embargo la visión internacional sobre este bien y la excepcionalidad de la pandemia, han permitido reparar en la enorme trascendencia que Internet tiene en nuestras vidas y en lo importante que es para la inclusión y el desarrollo de niños y jóvenes en proceso de formación, pequeños comerciantes y emprendedores o para el acceso remoto a los servicios del Estado. 

Agregan que el acceso a Internet no está exento de problemas, siendo el principal de ellos la geografía local que obliga a tener infraestructura de alto nivel para que este acceso sea posible.

Según cifras oficiales de la Subsecretaría de Telecomunicaciones, a marzo de este año existían 3.925.595 conexiones fijas o domiciliarias a Internet, lo que significa más del doble que hace 10 años.

Sin embargo, contraponen, la mayoría está concentrada en la zona central del país y en la Región Metropolitana. En esta región hay 1.888.737 conexiones para una población de 7.112.808 habitantes según el último Censo de 2017, lo que arroja una tasa de 0,26 conexiones por habitante.

En contraste, en la XI Región de Aysén hay 18.496 conexiones y 103.158 habitantes, lo que arroja una tasa de 0,17 conexiones por habitante. En la III Región de Atacama hay 55.102 conexiones y 286.168 habitantes, lo que arroja una tasa de 0,19 conexiones por habitantes. 

Estos datos, aseguran, son indiciarios de la dificultad en el acceso a Internet y el ingreso de las tecnologías digitales en zonas aisladas y extremas, como las regiones australes y septentrionales mencionadas. Esta realidad, añaden, ha permitido que en Chile se hable ya de una profunda brecha digital, en que el escaso o tardío acceso a Internet marca profundas diferencias e inequidades entre personas, sobre todo en relación con niños y jóvenes en lo que respecta a su proceso formativo.

Leer más: https://www.diarioconstitucional.cl/2021/09/09/proyecto-de-ley-obliga-a-las-companias-proveedoras-de-internet-y-concesionarias-de-obras-publicas-otorgar-acceso-libre-e-igualitario-a-esta-red-a-todas-las-personas/