Chile y Uruguay lideran conectividad en América Latina gracias al desarrollo de 4G, pero deben apostar por nuevas tecnologías

La mitad de los países latinoamericanos aún se encuentran en fase de adopción tecnológica, mientras la otra parte apenas está en incursión.

1
1046

En América Latina, Chile es el país con mayor desarrollo de infraestructura, inversión y economía digital. En el último año aumentó la cobertura y calidad de banda ancha móvil 4G y fibra hasta el hogar, manteniendo así su liderazgo en conectividad dentro de la región. Mientras, le sigue de cerca Uruguay, caracterizado por mejorar la penetración y asequibilidad de servicios fijos y móviles.

Ambas naciones figuran entre los mercados en fase de “adopción” tecnológica del Global Connectivity Index, elaborado por Huawei, lo cual significa que están en el camino de explotar su potencial digital para alcanzar a los líderes mundiales como Estados Unidos o Suiza.

Para seguir escalando, Chile y Uruguay ―número 33 y 35 en el espectro mundial, respectivamente― deben aprovechar sus fortalezas para detonar la inversión y el despliegue de otras tecnologías como la nube, el Internet de las cosas (IoT) y la Inteligencia Artificial (IA), a fin de promover la transformación digital y la digitalización de los sectores públicos y privados.

También se encuentran en la categoría de “adopción” Brasil, país tercero en la región (44º mundial); en cuarto, Argentina (48); en quinto, México (51); y en sexto lugar Perú (56).

En el caso brasileño, la banda ancha móvil (4G) y fija, así como la computación en la nube, sigue expandiéndose, pero no se ha hecho menos costosa. De acuerdo con el análisis de Huawei, puede impulsar su desarrollo digital con los proyectos que ha planteado en materia de IoT, IA e incluso 5G.

Pese a la crisis económica que atraviesa Argentina, la inversión en el sector de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) ha aumentado, y con ello la evolución de los servicios, especialmente la banda ancha móvil 4G y fija. Pero el precio de las suscripciones se ha elevado y la legislación sobre el sector se ha estancado en varios puntos, advierte el estudio.

México ocupa el quinto escaño en conectividad y a nivel mundial cayó una posición. Aunque la inversión en banda ancha móvil y nube se ha elevado, mejorando la asequibilidad de los servicios, el país está rezagado en investigación y desarrollo, patentes y fuerza laboral para el sector TIC.

Si el mercado mexicano quiere tener un desarrollo sostenible, necesita promover la inclusión y alfabetización digital, así como garantizar que las instituciones educativas se beneficien de la tecnología. Una oportunidad para lograrlo es el uso de recursos públicos destinado a conectar bibliotecas, escuelas y espacios públicos en zonas rezagadas, como se tiene previsto en el plan de desarrollo y con la creación de la subsidiaria estatal CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos.

Otras naciones como Perú, Ecuador, Venezuela, Paraguay y Bolivia apenas se encuentran abriendo el camino para impulsar la economía digital. En una visión general, América Latina tiene que atender las insuficiencias de infraestructura y servicios que aún se reflejan en la brecha digital, a la par que los gobiernos y la industria trabajan en la convergencia de IA, IoT e incluso 5G para activar más crecimiento económico.

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here