Los ciudadanos chilenos ya se frotan las manos por los nuevos servicios y mejora de los actuales que les traerán las redes móviles 5G.

Desde trámites más sencillos, entretenimiento con Realidad Virtual, hasta la forma en que compran en línea, son sólo algunas de las mejoras que las personas chilenas están ávidas por probar.

El estudio “Sociedad digital: expectativas y capacidades de la tecnología 5G y su llegada a Chile” hecho por Deloitte, reveló que los chilenos tienen diferentes expectativas sobre la llegada del 5G, de acuerdo con la edad de cada uno.

Por ejemplo, la Generación Z y los millennials tienen una expectativa de que las redes 5G cambiarán su forma de entretenimiento, que es asociado principalmente a nuevas consolas de videojuegos y teléfonos inteligentes, así como al avance de la Realidad Virtual.

Asimismo, dichas generaciones piensan que la forma de comprar en plataformas en línea será distinta a la de la actual.

En cambio, las generaciones que sobrepasan los 54 años de edad piensan que las redes de quinta generación traerán una mayor digitalización de trámites de gobierno como el pago de servicios.

“En efecto, los chilenos consideran que el 5G podría cambiar el modo en que realizan sus trámites (47%), seguido por la forma en que desarrollan su trabajo (34%), y la forma en que compran (32%). Por otro lado, sólo un 10 por ciento de ellos visualiza posibles cambios en la forma en cómo se transportan”, reveló el estudio.

Ciudadanos con altas expectativas; empresas se quedan cortas

La expectativa que tienen los ciudadanos con la llegada de 5G resulta muy alta si se compara con las acciones que toman las empresas en la adopción de nuevas tecnologías, reveló el estudio de Deloitte.

Incluso, advirtió que aunque existe un esfuerzo importante por subirse a la ola de transformación digital, aún son modestos los esfuerzos para el potencial que tienen las nuevas redes 5G.

“Si se comienza a comparar la perspectiva de los ejecutivos versus la ciudadanía, comienza a existir una brecha entre lo que las empresas están ejecutando y demostrando, versus lo que la ciudadanía está percibiendo.

“Sin duda, muchas empresas han estado haciendo enormes esfuerzos para subirse al carro de la transformación digital, sin embargo, debe existir un trabajo superior para poder traducir estos esfuerzos en impactos para la ciudadanía que permitan disminuir esa brecha con respecto a la percepción”, señaló Deloitte.

El estudio consultó a altos ejecutivos de empresas de diversas industrias, y 43 por ciento aseguró que está en proceso de desarrollar nuevas capacidades para la implementación del 5G en materia de infraestructura y capacidades, en cambio un 39 por ciento dijo no estar preparado para el cambio tecnológico.

Les preocupa ciberseguridad

La llegada de 5G a Chile no sólo trae pensamientos positivos para los ciudadanos. El hecho de estar más conectado a diferentes servicios como telesalud, gobierno digital, etcétera, hace que los chilenos tengan una preocupación por la ciberseguridad.

El 55 por ciento de los encuestados dijo que el principal riesgo de las redes 5G es el robo de información, mientras que 51 por ciento contestó que la privacidad también será uno de los riesgos. Asimismo, coincidieron en que esperan que los ciberataques se incrementen, mientras que se dijeron temerosos por el rastreo en tiempo real, ya que al estar

más conectados con mayor número de dispositivos, temen que otros (gobiernos, organizaciones y/o personas) los puedan monitorear en todo momento.

Derrama económica de las redes 5G en Chile

La derrama económica para Chile hacia 2035 por las redes 5G será de alrededor de 207 mil millones de dólares, reveló el estudio “¿Por qué 5G en América Latina?” hecho por Nokia y Omdia.

Reveló que las industrias más impactadas en el país sudamericano serán la de tecnologías de la información y comunicaciones, servicios, manufactura y minería.

“Chile fue el primer país latinoamericano en unirse a la OCDE, un club de naciones desarrolladas, y consistentemente se ubica mucho más alto que sus pares regionales en estudios de competitividad, facilidad de hacer negocios, etcétera.

“Está mucho más cerca de sus compañeros miembros de la OCDE que de cualquiera de sus pares en la región, por lo que normalmente es uno de los primeros en adoptar tecnologías avanzadas”, afirmó el estudio.

La derrama económica del 5G dará, por ejemplo, 41 mil millones de dólares al sector TIC en 2035, unos 39 mil millones a servicios, 29 mil mdd a manufactura, 23 mil mdd a minería, 15 mil mdd a construcción, 10 mil mdd al sector retail y 48 mil millones al conjunto de muchas otras industrias.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here