China habría estado espiando a estadounidenses a través de redes telefónicas caribeñas

El experto descubrió que en 2018, China había realizado el mayor número de ataques de vigilancia aparentes contra usuarios móviles en Estados Unidos por medio de las redes 3G y 4G.

448

De acuerdo con un experto en seguridad de redes móviles que ha analizado datos de señales sensibles, señaló que China parece haber estado utilizando las redes de telefonía móvil en el Caribe para vigilar a los suscriptores de teléfonos móviles estadounidenses, informó The Guardian.

Los hallazgos avivan las llamas sobre la alarmante imagen de cómo China explota las vulnerabilidades de décadas en la red global de telecomunicaciones para enrutar ataques de vigilancia “activos” por medio de operadores de telecomunicaciones, lo cual supuestamente parecen permitir a China apuntar, rastrear e interceptar las comunicaciones telefónicas de los suscriptores de teléfonos estadounidenses, señaló Gary Miller, un exejecutivo de seguridad de redes móviles con sede en Washington.

En el centro de las acusaciones están las afirmaciones de que China utiliza un operador de telefonía móvil controlado por el Estado, enviando mensajes de señalización a los suscriptores estadounidenses, generalmente mientras viajan al extranjero.

Los mensajes de señalización son comandos que envían los operadores de telecomunicaciones por medio de la red global, que el usuario de un teléfono móvil lo sepa; permite localizar y conectar a los usuarios de teléfonos móviles entre sí y evaluar las tarifas de itinerancia, sin embargo, algunos mensajes de señalización podrían ser usados con fines ilegítimos, como rastrear, monitorear o interceptar comunicaciones.

Miller descubrió que en 2018, China había realizado el mayor número de ataques de vigilancia aparentes contra suscriptores de teléfonos móviles en Estados Unidos por medio de las redes 3G y 4G; la gran mayoría se enrutaron a través del operador de propiedad estatal, China Unicom. “Una vez que llega a las decenas de miles, los ataques se califican como vigilancia masiva, que es principalmente para la recopilación de inteligencia y no necesariamente apuntando a objetivos de alto perfil. Puede ser que haya lugares de interés, y estos ocurren principalmente cuando la gente está en el extranjero”, sostuvo Miller.

Asimismo, encontró lo que llamó casos únicos en los que los mismos usuarios de teléfonos móviles que parecen haber sido atacados por medio de China Unicom que fueron atacados simultáneamente por medio de los operadores caribeños Cable & Wireless Communications, y Barbados y Bahamas Telecommunications Company (BTC).

Mientras tanto, China rechazó las acusaciones al tiempo que la FTC emitió una orden en abril advirtiendo que podría cerrar las operaciones estadounidenses de China Unicom, a lo cual, el operador señaló que mostraba su voluntad de cooperar con las agencias de aplicación de la ley; asimismo, señaló a The Guardian que su subsidiaria estadounidense operaba independientemente en Estados Unidos y nunca había sido acusada de mala conducta.