China inicia agosto con regulación al reconocimiento facial

La Corte Suprema china prohibió que las aplicaciones recopilen indiscriminadamente información personal innecesaria y les exigió solicitarles el consentimiento a sus usuarios para recolectar sus datos faciales.

695

El Tribunal Popular Supremo de China emitió la semana pasada una regulación sobre el uso del reconocimiento facial, que estipula que ninguna aplicación puede exigir que sus usuarios proporcionen información personal innecesaria.

La regulación entró en vigor este 1 de agosto y también establece que los guardias de los edificios deben proporcionar a los ciudadanos otros medios para verificar su identidad si se niegan a utilizar un sistema de reconocimiento facial.

Te recomendamos: Tencent ‘atrapa’ con reconocimiento facial a niños que se desvelan jugando

El tribunal superior chino emitió esta interpretación judicial sobre el manejo de casos civiles asociados con reconocimiento facial a fin de brindar una protección legal más sólida a la información personal.

Específicamente, la regulación ordena que las aplicaciones soliciten el consentimiento de los usuarios cuando se trata de información de reconocimiento facial.

Los expertos dijeron que estas nuevas reglas llegan en un momento en que la recopilación excesiva y el abuso de los datos obtenidos a través del reconocimiento facial se han convertido en amenazas importantes para la información personal y la privacidad.

“Siempre hemos prestado mucha atención a salvaguardar los derechos de las personas y proteger su información personal, especialmente porque la tecnología de reconocimiento facial se ha aplicado ampliamente en varios aspectos de la vida, como el transporte, la gestión de la seguridad pública y el control de pandemias”, declaró Yang Wanming, vicepresidente del Tribunal Supremo Popular, al presentar la jurisprudencia.

Y agregó que la corte publicó el documento porque las empresas han recopilado información facial de las personas de manera incorrecta, lo que ha causado mucha preocupación pública y, por lo tanto, el tribunal considera que dicha tecnología debe ser regulada.

Debes leer: ¡Alerta! Empresas europeas venden herramientas de vigilancia y reconocimiento facial a China

Según la interpretación, las tiendas que instalan cámaras de manera privada para recopilar escaneos faciales de sus consumidores están infringiendo los derechos de las personas.

Por lo tanto, el que algunos operadores de aplicaciones móviles que obligan a los usuarios a escanear sus rostros antes de usar sus servicios también es una infracción, ya que la recopilación, uso, almacenamiento, procesamiento o transferencia de escaneos faciales requieren de la autorización del usuario. 

El reconocimiento facial, una nueva tecnología ampliamente utilizada en China y que ayudó al país a contener eficazmente el coronavirus, se enfrenta a una regulación más estricta a medida que el gobierno fortalece la protección de los datos personales y la privacidad de las personas.