De acuerdo con datos de Berg Insight, el número global de suscriptores de IoT celular aumentó un 70 por ciento durante 2018 para llegar a 1.2 mil millones.

Dicho crecimiento fue impulsado por la adopción en China que representó 63 por ciento de la base instalada global.

Según la firma de investigación, se espera que la cantidad global de conexiones de IoT celular alcance los 9 mil millones en 2023.

El informe señala que el papel del gobierno es la principal explicación de por qué China está por delante del resto del mundo en la adopción de IoT. Al igual que otras economías avanzadas, el país tiene una adopción generalizada de automóviles conectados, gestión de flotas, medición inteligente, monitoreo de activos y otras aplicaciones tradicionales para IoT celular.

“Según los datos de los operadores móviles chinos, la base instalada en el país creció un 124 por ciento año con año para llegar a 767 millones a fines de 2018. El país ahora ha superado a Europa y América del Norte en términos de tasa de penetración con 54.7 conexiones de IoT por cada 100 habitantes”, dijo Tobias Ryberg, analista principal de Berg Insight.

Por último, el informe destacó que los ingresos globales de los servicios de conectividad de IoT celular aumentaron un 19 por ciento en 2018 hasta alcanzar los 6 mil 700 millones de euros.