China está en camino a implementar una regulación para los servicios de reconocimiento facial en la industria financiera, a fin de garantizar la seguridad de los pagos y la protección de la privacidad de los datos.

Li Wei, director del Departamento de Ciencia y Tecnología del Banco Popular de China, advirtió que el reconocimiento facial puede ser muy arriesgado en las transacciones financieras y que las empresas no deberían explotar sus capacidades tecnológicas sin una correcta regulación.

La autenticación biométrica de los pagos está en alza: la compañía de investigación Acuity Market Intelligence espera que más de 1 billón de transacciones móviles sean aprobadas mediante este método para 2022, impulsadas por un aumento en la cantidad de dispositivos móviles compatibles junto con mejoras generales en la tecnología.

¿Qué compañías impulsan la biometría?

Para muestra de la creciente popularidad de la biometría financiera, Alipay emplea el pago comercial desde 2017. WeChat lanzó su propio producto de reconocimiento facial, “Frog”. Los bancos comerciales como el Banco Industrial y Comercial de China (ICBC) y el Banco de Construcción de China (CCB) también han implementado planes para pagos de reconocimiento facial.

Sin embargo, esta tendencia al alza de los productos de reconocimiento facial se enfrenta a temas de vulnerabilidad en cuanto a seguridad. La aplicación de creación de deepfakes ZAO levantó sospechas después de que algunos de los términos en el acuerdo de usuario permitió el almacenamiento, utilización y transferencia de los datos de sus usuarios de forma gratuita.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here