Ciberespacio es el nuevo campo de batalla entre naciones

Cada vez más proliferan batallas entre naciones en el nuevo campo de guerra, que es el ciberespacio.

419

El informe Defensa Digital, de Microsoft, reveló que los ciberataques financiados y dirigidos por y hacia Estados han proliferado en los últimos meses a nivel global. La compañía de Redmond señaló que los autores cuentan con los recursos y talento para estudiar a profundidad sus objetivos y utilizar las técnicas más certeras.

Microsoft reveló que durante 2020, prácticamente el 58 por ciento de los ataques entre países provino de Rusia y estuvieron dirigidos a Estados Unidos, Ucrania y el Reino Unido. Dichos ciberataques son cada vez más efectivos, pues el estudio señala que pasaron de una tasa de éxito de 21 a 32 por ciento en 2020.

“Igualmente, apuntan de forma más intensiva a agencias involucradas en política exterior, seguridad nacional o defensa para la recopilación de inteligencia, un objetivo que ha pasado en un año de representar para los atacantes el 3 por ciento del total a tener un peso del 53 por ciento”, asegura el estudio de Microsoft.

La compañía señaló que a pesar de que los rusos son los que hacen una mayor cantidad de ataques, no son los únicos, y tampoco el espionaje es el principal motivador. Detalla el estudio que los ciberataques también son realizados por países como Corea del Norte, Irán y China, así como Corea del Sur, Turquía y Vietnam en menor medida.

“Al margen de los distintos objetivos estratégicos que haya detrás de cada uno, los fines operativos comunes más allá de la captación de información se centran en la interrupción de procesos y servicios o destrucción de datos y activos físicos, junto a la obtención de ingresos.

“En general, las víctimas preferidas de los atacantes de los Estados-nación que ha detectado Microsoft, son las empresas en un 79 por ciento, teniendo como sectores más específicos a los gobiernos en 48 por ciento, las ONG y los think tanks en 31, la educación en 3 por ciento, las organizaciones intergubernamentales con el mismo porcentaje, las compañías de tecnología 2 por ciento, y la energía y los medios de comunicación 1 por ciento”, detalla el estudio.

Por su parte, hacia los consumidores se dirigen el 23 por ciento de estos ciberataques. En total, Microsoft ha notificado a sus clientes 20 mil 500 intentos de vulneración de sus sistemas en los últimos tres años.

El estudio de Microsoft también revela que la forma de ciberataque como servicio es una modalidad que se ha consolidado dentro de los cibercriminales.

Afirma que hoy en día, cualquier persona, independientemente de sus conocimientos técnicos, puede acceder a un mercado online robusto para comprar la gama de servicios necesarios con los que ejecutar ataques para cualquier propósito: desde kits de infección listos para usar, que cuestan poco más de 56 euros, a credenciales que se venden por importes de entre uno y 43 euros, dependiendo del valor percibido del objetivo.

“En definitiva, cada vez más Estados-nación, y de forma más persistente y dañina, utilizarán los ciberataques para cualquier objetivo político, bien a través de técnicas de espionaje, interrupción o destrucción. Por su parte, el cibercrimen seguirá volviéndose más sofisticado y especializado, y la única manera de pararlo es trabajar en la adopción de medidas adecuadas de seguridad. Por tanto, la ciberseguridad ha de ser una prioridad en las agendas nacionales e internacionales de los próximos años”, agregó Microsoft.