Ciberseguridad se convertirá en máxima prioridad para la administración Biden

0
354

Joe Biden, presidente de Estados Unidos, emitió su primera guía de seguridad nacional que establecerá los objetivos generales durante su administración, con énfasis en los riesgos provenientes del cambio climático, de la pandemia por Covid-19, de las acciones de naciones rivales como China y Rusia, así como de la pérdida de liderazgo en el sector tecnológico.

La “Orientación estratégica provisional de seguridad nacional” emitida por la Casa Blanca detalla que la ciberseguridad se convertirá en la “máxima prioridad” para todas las oficinas de gobierno durante la administración Biden.

“Trabajaremos juntos para gestionar y compartir el riesgo, y fomentaremos la colaboración entre el sector privado y el gobierno en todos los niveles para construir un entorno en línea seguro para todos los estadounidenses”, señala la guía.

Entre las acciones propuestas, el gobierno señala que incrementará la inversión en infraestructura y personal para la defensa del ciberespacio, se renovará la participación internacional en cuestiones cibernéticas, y se responsabilizará a los actores “por su actividad cibernética maliciosa destructiva, disruptiva o desestabilizadora, y responderemos rápida y proporcionalmente a los ciberataques imponiendo costos sustanciales a través de medios cibernéticos y no cibernéticos”.

Como parte de esta estrategia, el gobierno propone también “el incremento a las inversiones en ciencia y tecnología, incluyendo investigación y desarrollo, tecnologías informáticas fundamentales y fabricación nacional de vanguardia”. 

La administración Biden también hace énfasis en el desarrollo de talento para mantener el liderazgo tecnológico y económico de Estados Unidos, incluyendo la inversión en educación de ciencias, ingeniería y matemáticas, además de la atracción de talento mediante programas de inmigración.

El gobierno señala que incrementará los recursos para la construcción de infraestructura digital, “incluido el acceso a Internet de alta velocidad universal y asequible, y redes 5G seguras”. Este objetivo incluirá iniciativas en el campo de la exploración espacial.

Recomendamos: 12 claves para entender la visión digital y tecnológica de Joe Biden

La guía de seguridad reconoce la amenaza china en diversas áreas, como un rival político, militar y tecnológico. Mientras que la pasada administración Trump se caracterizó por una estrategia coercitiva hacia China, la administración Biden buscará la formación de alianzas, la inversión en áreas estratégicas como el desarrollo tecnológico, e incluso, buscar el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con el país asiático.

En la carrera por el despliegue de 5G, China se había posicionado como el líder, tanto en despliegue como en desarrollo y fabricación de los componentes para la instalación de la nueva red. En ese sentido, el proveedor chino Huawei se había convertido en el proveedor más grande de la nueva tecnología de radio, antes de que su participación fuera prohibida en las redes de telecomunicaciones de Estados Unidos.

Aunque no se menciona a Huawei directamente en el documento, el presidente Biden ha reconocido la importancia para Estados Unidos de recuperar el liderazgo tecnológico en el desarrollo de nuevas tecnologías de conectividad, así como asegurar las cadenas de suministro de los componentes.

En ese sentido, la guía establece que Estados Unidos dará “forma a los estándares tecnológicos emergentes para impulsar nuestra seguridad, competitividad económica y valores”.

“En conjunto, esta agenda fortalecerá nuestras ventajas perdurables y nos permitirá prevalecer en la competencia estratégica con China o cualquier otra nación. La forma más efectiva para que Estados Unidos supere a una China más asertiva y autoritaria a largo plazo es invertir en nuestra gente, nuestra economía y nuestra democracia”, puntualiza.

“Enfrentaremos prácticas comerciales injustas e ilegales, robo cibernético y prácticas económicas coercitivas que perjudican a los trabajadores estadounidenses, socavan nuestras tecnologías avanzadas y emergentes, y buscan erosionar nuestra ventaja estratégica y competitividad nacional. Nos aseguraremos de que nuestras cadenas de suministro de tecnologías críticas de seguridad nacional y suministros médicos sean seguros”, señala el documento.

Entre otros objetivos incluidos en la guía, se encuentran el fortalecimiento de las medidas económicas y sociales para contener los efectos por la pandemia de la Covid-19, así como el desarrollo de un plan a futuro para evitar una nueva crisis similar.

Asimismo, se menciona que Estados Unidos “apoyará a Taiwán, una democracia líder y un socio crítico en economía y seguridad”. Cabe mencionar que Taiwán se ha consolidado como el proveedor líder de la industria de semiconductores, el componente básico de prácticamente cualquier dispositivo electrónico.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here