Científicos fabrican el primer sistema inalámbrico de interfaz cerebro-computadora

La interfaz inalámbrica cerebro-computadora es la primera en su clase. El software y hardware fue testeado durante periodos de 24 horas.

0
73

Fayerwayer-Alberto Sandoval

Comenzamos viendo este tipo de dispositivos en películas o cómics de ciencia ficción. Se sabía que había científicos trabajando en ellos y además se había logrado éxito en esta clase de aparatos, pero siempre con dependencia de conexión por cables.

Pero ahora se avanzó mucho más, un grupo de científicos fabricó e hizo funcionar en humanos el primer sistema inalámbrico de interfaz cerebro-computadora. Y además de poder manipular dispositivos como una PC, el software fue capaz de realizar mandos sobre otros aparatos como una tablet, por colocar el ejemplo de los expertos.

Las BCI (Brain Computer Interfaces) ya son conocidas en el mundo de la ciencia. Pero no por eso dejan de sorprender. A finales del 2020 la sonrisa de  Robert ‘Buz’ Chmielewski mientras manipulaba dos brazos robóticos con electrodoss conectados a su cerebro conmovieron al mundo.

Ese dispositivo que manipuló Chmielewski estaba conectado a todo un sistema de cables. Ahora imaginen eso mismo, pero en lugar de brazos robóticos, el equipo hace clic en una tablet. Y que además no haya dependencia de conexión entre los electrodos conectados en el cerebro y el dispositivo que recibe las órdenes.

La interfaz inalámbrica se adjudica a un equipo de científicos de la Universidad de Brown. Reseña Daily Mail que sustituyeron los cables con un pequeño transmisor que va ubicado sobre la cabeza del usuario. Apenas tiene un diámetro de dos pulgadas y al igual que el sistema con cables, se conecta a una base de electrodos que están instalados en las regiones cerebrales encargadas de las funciones motoras.

El cerebro piensa y el dispositivo ejecuta

Al dispositivo lo bautizaron con el nombre de BrainGate. Asimismo, lo probaron con la participación de dos hombres que tienen lesiones que no les permiten mover sus cuerpos libremente. “Dos hombres paralizados por lesiones en la columna vertebral podían escribir y hacer clic en una tableta con solo pensar en la acción. Y lo hicieron con una precisión de apuntar y hacer clic y velocidades de escritura similares a las de los que tenían un sistema cableado”, dijeron los científicos según el portal citado.

Los dos participantes de este exitoso experimento son, un hombre de 35 años y otro de 63. Ambos, como se mencionó, sufren parálisis debido a una lesión en la médula espinal. La diferencia de estas dos pruebas, es que cada uno de los involucrados utilizó el aparato en sus hogares. Y no en un laboratorio, como ocurrió con anteriores experimentos de BCI dependientes de cables.

“Hemos demostrado que este sistema inalámbrico es funcionalmente equivalente a los sistemas cableados que han sido el estándar de oro en Rendimiento de BCI durante años”, dijo John Simeral, ingeniero de la Universidad de Brown y autor principal del estudio. “La única diferencia es que las personas ya no necesitan estar atadas físicamente a nuestro equipo, lo que abre nuevas posibilidades en términos de cómo se puede utilizar el sistema”, añadió.

La interfaz cerebro-computadora

Asimismo, detallaron que cada uno de los hombres en el experimento, usó el equipo durante 24 horas continuas. La idea de esto es monitorear la actividad no solo del dispositivo, sino también del cerebro, durante largos periodos de uso de los electrodos instalados y del aparato mismo.

“Esto nos ayudará a diseñar algoritmos de decodificación que proporcionen la restauración perfecta, intuitiva y confiable de la comunicación y la movilidad para las personas con parálisis”, dijo Leigh Hochberg, otro ingeniero de la misma casa de estudios y líder de los ensayos clínicos del proyecto.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here