El crecimiento real del PIB en telecomunicaciones fue de 7.1 por ciento de variación anual acumulada en el primer semestre de 2020. La cifra se refiere al cambio porcentual del PIB real (a precios de 2013) entre el PIB de telecomunicaciones real acumulado al segundo trimestre de 2019 y el acumulado al segundo trimestre del presente año. Pero resulta necesario distinguir entre el efecto de precios y el efecto producción o de oferta en términos de cantidad de los servicios de telecomunicaciones.

En un curso básico de macroeconomía se aprende a distinguir entre cifras nominales y reales, así como lo que debe entenderse por el Producto Interno Bruto (PIB) y las variables que lo componen.

Las cifras nominales (unidades monetarias corrientes a los precios del periodo vigente en que se mide) están expresadas en valor corriente, sin realizar ajuste alguno por el efecto de inflación en las cifras que se consideran para estimar el PIB.

Las cifras reales ajustan las nominales por la inflación observada mediante el cambio en un índice de precios y trata de expresar los valores eliminando el componente de inflación, de tal forma que el crecimiento sea el real, es decir, sin el componente que sólo es atribuible a un alza en precios y no a un cambio en el valor agregado.

En una economía donde hay inflación las cifras reales y sus variaciones son menores que las cifras nominales y sus variaciones.

Por otro lado, el PIB es el valor del conjunto de los bienes o servicios finales a precios de mercado que se producen en un tiempo determinado, generalmente un año, en la economía de un país como un todo.

Si se considera lo anterior, en telecomunicaciones el PIB del sector es el valor del conjunto de todos los servicios finales de telecomunicaciones a precios de mercado que se producen en un año.

Otras formas de definir el PIB, siendo identidades que se definen en el sistema de cuentas nacionales, son:

PIB = Valor Agregado = Valor de la Producción Interna Bruta – Consumo Intermedio.

PIB = Salarios + Utilidades.

PIB = Remuneración de Asalariados + Excedente de Explotación + Depreciación + Impuestos – Subsidios.

¿Qué ha pasado en telecomunicaciones desde 2013 a la fecha en términos reales y nominales?

A continuación, se exhiben cifras de ingresos, PIB nominal (precios corrientes) y real (a precios de 2013=100 o año base) e índices de precios implícitos del PIB y del sector telecomunicaciones:

Tabla 1. Ingresos y PIB de telecomunicaciones (2013 – 2020 2º trimestre) (millones de pesos)
AñoIngresos del sector (nominal)PIB sector (nominal)PIB sector (real 2013=100)Índice de Precios Implícitos del PIBÍndice de Precios Implícitos del sector
2013399,196.3257,610.90257,610.90100.00100.00
2014437,850.8262,648.31273,365.43104.4496.08
2015447,698.8257,636.65336,871.83107.4076.48
2016457,901.8243,184.63405,796.51113.4259.93
2017467,227.6258,629.89450,491.07121.0357.41
2018494,843.7273,429.53477,908.29127.0157.21
2019508,886.4280,638.65490,267.66131.2657.24

Fuente: elaboración propia con datos del IFT e INEGI.

De las cifras anteriores se observa lo siguiente:

  1. Que el PIB real de telecomunicaciones es mayor que el nominal desde 2014.
  2. Que el índice de precios implícitos del PIB ha aumentado 34.14 por ciento desde 2013 al segundo trimestre de 2020.
  3. Que el índice de precios implícitos de las telecomunicaciones ha disminuido sustancialmente 42.2 por ciento (deflación).

¿Por qué el PIB real de telecomunicaciones es mucho mayor que su PIB nominal? ¿Por qué es común que las cifras reales sean menores que las cifras nominales en una economía con inflación?

Derivado de las cifras anteriores el PIB real de telecomunicaciones ha resultado ser mayor que el nominal por efecto que de las cifras nominales están ajustadas por un índice de precios con deflación y no con el índice de precios del PIB de la economía como un todo.

Al ajustar las cifras nominales por la deflación del sector telecomunicaciones entonces aumenta el PIB real por el efecto de caída en precios que se ha dado en el sector. Lo anterior significa que con el mismo valor del PIB en 2013 se pueden ahora adquirir o equivale a una mayor cantidad de servicios de telecomunicaciones, aunque en realidad la cantidad de servicios no se haya incrementado en semejante magnitud en términos de penetración o cobertura.

Las ventas o ingresos del sector de telecomunicaciones han crecido 27.48 por ciento en términos nominales entre 2013 y 2019, pero en términos reales, utilizando el índice de precios implícitos del PIB, han disminuido 2.9 por ciento.

El PIB de telecomunicaciones nominal de 2013 es igual al PIB real porque es el año base del índice de precios y el PIB nominal de cada año se ha deflactado por el factor (índice de precios/100-1). ¿Cuál sería la evolución del PIB del sector si el PIB nominal de telecomunicaciones se deflacta por el índice de precios del PIB de la economía?

Tabla 2. Ingresos y PIB de telecomunicaciones (2013-2019) (millones de pesos)
AñoIngresos del sector (nominal)Ingresos del sector (real)PIB sector (Nominal)PIB sector versión 2 (real)Índice de Precios Implícitos del PIB
2013399,196.3399,196.3257,610.90257,610.90100.00
2014437,850.8419,236.7262,648.31251,482.49104.44
2015447,698.8416,815.8257,636.65239,885.15107.40
2016457,901.8403,722.3243,184.63214,410.71113.42
2017467,227.6386,106.6258,629.89213,726.05121.03
2018494,843.7389,610.0273,429.53215,281.89127.01
2019508,886.4387,693.4280,638.65213,803.63131.26

Fuente: elaboración propia con datos del IFT e INEGI.

Si el PIB de telecomunicaciones se deflactara con el índice de precios implícitos del PIB para la economía, hubiera caído 17 por ciento entre 2013 y 2019. Pero esto es sólo un ejercicio hipotético y el INEGI lo que utiliza es el índice de precios de cada sector para deflactar el PIB sectorial que corresponda.

De estas cifras se observan tres hechos indubitables:

  1. Caída real de los ingresos del sector. Desafortunadamente, el IFT no publica en sus reportes trimestrales o en el Banco de Información de Telecomunicaciones (BIT) los ingresos reales, sólo las cifras nominales. Es necesario fortalecer los ingresos del sector toda vez que de su crecimiento depende no sólo del margen que pueda obtener, en su caso, también depende de los fondos necesarios para las decisiones de inversión. Por lo que un crecimiento real en ingresos es requerido toda vez que el sector necesita de insumos del resto de la economía, incluidos salarios, prestaciones laborales y demanda componentes y equipos (bienes de capital) provenientes de importaciones.
  2. Existencia de competencia efectiva. La caída real en los ingresos del sector y la deflación sustancial del índice de precios implícitos del PIB de telecomunicaciones indica la existencia de una intensa competencia efectiva, una ausencia de poder sustancial en el mercado y la irrelevancia de los niveles relativos de concentración en la evolución de la deflación en el sector. Lo anterior porque la disminución de la concentración en los servicios de telecomunicaciones no es pari passu con la disminución en el índice de precios, por lo que la conducta de los competidores es de mayor relevancia que los cambios en la estructura de mercado.
  3. Cambios en la calidad de los servicios de telecomunicaciones. Si bien la tasa de crecimiento del PIB de telecomunicaciones depende sustancialmente del índice de precios que se utilice, tal que pueden arrojar cifras reales en sentidos opuestos, lo cierto es que ha habido cambios en la calidad de los servicios de telecomunicaciones. Más ancho de banda: la proporción de los accesos del servicio fijo de Internet con velocidades de entre 10 Mbps y 100 Mbps se incrementó de 9 a 85 por ciento en sólo cinco años de 2013 a 2018. En 2013 la banda ancha fija o móvil era diferente, significativamente inferior en latencia y velocidades a la que se tiene hoy y a la que se tendrá con el advenimiento del 5G. Antes la tecnología fija de acceso a banda ancha era DSL por cobre y ahora se esta sustituyendo aceleradamente a ser totalmente basada en fibra.

Otras cifras reales a tener en cuenta son, por ejemplo, el crecimiento real de la recaudación del IEPS en telecomunicaciones que en los años 2017, 2018 y 2019 ha disminuido 7.9, 2.8 y 2.3 por ciento, respectivamente. Otros ejemplo son las tarifas por pago del espectro en la Ley Federal de Derechos; la tarifa más elevada en las bandas de 850 y 1,900 MHz es la cuota por cada kilohertzio concesionado o permisionado (1 MHz = 1000 KHz) es la que corresponde a la región que comprende todos los municipios de los estados de Hidalgo, Morelos y Estado de México y la Ciudad de México. En la Ley Federal de Derechos que aplicaba para 2015 la tarifa era de $14,852.22 y la ahora vigente es de $18,996.89, lo que representa un alza de 6.1 por ciento real en el período.

La diferencia en cifras reales y nominales es crucial para saber qué tanto hay que atribuirle a cada cifra, sus limitaciones y el anémico crecimiento real de los ingresos del sector ante crecimientos reales en derechos de espectro e inflación en todo el resto de los bienes y servicios que requieren los concesionarios para mantener sus servicios, especialmente aquel que le son impuestas tarifas de servicios minoristas y mayoristas con disminuciones reales que han sido persistentes por años, sin considerar el alza real en sus egresos tanto en insumos como los laborales.

La regulación debe dejar de quitarle al incumbente para darle al entrante, abandonar el ser “corrector de desigualdades” por uno en el cual todos los operadores del sector enfrenten las mismas reglas y generar los incentivos para crecer, mediante inversión en cobertura y más y mejores servicios en beneficio de la población y no concentrarse en beneficiar a los competidores.

La regulación debe dejar de ver al sector como redistributivo por mandato regulatorio con base en restricciones y sobrerregulación del incumbente o preponderante para redistribuir a favor del resto sin considerar los costos de ello. La regulación debe generar los incentivos para crecer inversiones y cobertura. Si no hay inversiones no va a haber crecimiento.

Habilitar “la cancha pareja”, entendiendo ésta como la igualdad ante la ley, mismas reglas para todos y no frenar, atar al incumbente, mediante regulación asimétrica para que sus competidores compitan por los clientes rentables, sin que éstos inviertan para crecer en cobertura, ello es un hecho notorio, lo ha reconocido el propio Instituto Federal de Telecomunicaciones.

A 6 años de regulación asimétrica los competidores del incumbente no quieren pasar del primer peldaño de la “escalera de la inversión” en la que se ha basado erróneamente la política de regulación desde la reforma a la fecha. Es bien sabido que, en transferencias de unos a otros, el beneficio social es cero en precios nominales o reales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here