La era postdigital comienza a ser una realidad para las empresas y consumidores, donde las organizaciones tendrán que proporcionar no sólo experiencias personalizadas, sino también basadas en el individuo para cumplir con las expectativas digitales maduras.

Un reciente estudio de Accenture Technology Vision 2019 señala que aquellas empresas que desean diferenciarse deben considerar cinco tendencias que caracterizarán el futuro postdigital.

La investigación, que involucró a más de 6 mil 600 gerentes de negocios y de TI, reveló que 94 por ciento de los entrevistados afirmó que en los últimos tres años el ritmo de la innovación tecnológica en sus organizaciones se ha acelerado, en algunos casos incluso de manera significativa.

La era postdigital será una en la que cada consumidor, empleado y socio comercial tendrá su propia realidad, donde cada momento representará una oportunidad para que las empresas le den forma.

De acuerdo con Accenture, las cinco tendencias que están sentando las bases de la era postdigital son las siguientes:

DARQ Power: Tecnología de libro mayor distribuido (DLT), inteligencia artificial (IA), realidad extendida (XR) y computación cuántica. Las tecnologías DARQ serán la próxima fuente de diferenciación y tecnología disruptiva.

Cuando estas tecnologías alcancen la madurez y la convergencia, permitirán a las empresas ampliar sus capacidades digitales para crear experiencias en tiempo real inteligentes y altamente personalizadas que ayudan a dar forma a la vida de los clientes, socios comerciales y empleados.

Conóceme: identificar la singularidad de los consumidores y aprovechar nuevas oportunidades.

Las interacciones guiadas por la tecnología crean una identidad tecnológica para cada consumidor. Esta es la clave para entender a la próxima generación de consumidores y ofrecerles relaciones individualizadas basadas en la experiencia del cliente en la era postdigital.

Humano+trabajador: transformar el entorno laboral y mejorar a las personas.

Las personas están adquiriendo habilidades impulsadas por la tecnología que, junto con las habilidades y experiencias existentes, les permiten realizar nuevos tipos de trabajo, de nuevas maneras. Actualmente, las empresas deben adaptar sus estrategias tecnológicas para apoyar el trabajo en la era postdigital.

Asegura Estados Unidos para asegurarme: las empresas no son víctimas, sino los transportistas.

Las relaciones comerciales basadas en un ecosistema aumentan la exposición de las empresas a los riesgos. Los líderes reconocen que, mientras colaboran con ecosistemas completos para proporcionar productos, servicios y experiencias de la mejor calidad, también deben considerar la seguridad.

Mis mercados: satisfacer las necesidades de los consumidores en tiempo real.

La tecnología está creando un mundo de experiencias altamente personalizadas y bajo demanda, y las empresas deben reinventar su organización para identificar y aprovechar las oportunidades a medida que surjan.