Cisco presenta su estrategia para el futuro del trabajo: Cloud, Edge y Seguridad

264

Chuck Robbins, CEO y presidente de Cisco, destacó el cumplimiento de las metas de transformación de la compañía desde que asumió el puesto directivo, mientras estableció nuevos objetivos de mercado y desarrollo de tecnología para adaptarse a las nuevas necesidades de las empresas conforme se enfrentan al trabajo híbrido, adoptan más aplicaciones en la nube y se preparan para las nuevas tecnologías en conectividad.

Durante el Investor Day de Cisco celebrado de manera virtual, Robbins celebró el cumplimiento de las metas para la compañía desde que asumió el rol de CEO, al haber transicionado a modelos de software y suscripción de manera exitosa a través de casi todas sus verticales.

La compañía superó ampliamente su meta establecida en 2017 de lograr que un 66 por ciento de sus ingresos en software sean generados mediante suscripción al haber llegado a un 79 por ciento en 2021, aunque todavía espera lograr este año que el 30 por ciento del total de ingresos consolidados sean generados por la venta de software.

Los ingresos por la venta de software por suscripción registraron una tasa de crecimiento de 23 por ciento promedio anual desde 2015, mientras que el software en general mantiene una tasa de crecimiento del 10 por ciento. Esta mayor participación del software y suscripciones en los ingresos de Cisco permiten a la compañía “una mayor predictibilidad” e “innovar rápidamente”, dijo Robbins.

Entre las inversiones más destacadas, Robbins mencionó el avance de Cisco en el portafolio de Silicon One, el desarrollo de SecureX, y el avance y adopción de Webex para videoconferencias y colaboración remota.

Hacia el futuro, el ejecutivo consideró que las empresas se enfrentan a nuevos retos provenientes de la emergencia por Covid-19, que las ha obligado a adoptar nuevas formas de trabajo remoto, acelerar su adopción de soluciones Cloud y nuevas aplicaciones de colaboración, mientras se mantiene la seguridad de las comunicaciones y los datos.

Cada líder de gobierno o director “entendía el verdadero valor de la tecnología, siempre creyeron que era importante, pero en los últimos años lo han experimentado”.

Para adaptarse a las nuevas necesidades de los negocios, Robbins detalló la nueva estrategia de Cisco basada en seis pilares: redes ágiles y seguras; trabajo híbrido; seguridad de extremo a extremo; Internet para el futuro; experiencias optimizadas en aplicaciones; y nuevas capacidades en el Edge.

Mencionó que la compañía continuará buscando la simplicidad, con un enfoque nativo en Cloud, ofrecer una mejor visibilidad y automatización, así como impulsar la calidad e interoperabilidad.

Consideró que la estrategia les permitirá enfrentar los nuevos desafíos y prioridades del mercado, como administrar trabajadores remotos “cuando cada parte del planeta se ha convertido en una pequeña sucursal”, lograr sistemas de manufactura más efectivos, y cumplir con las metas de sustentabilidad, entre otros.

Liz Centony, directora General y Chief Strategy Officer, resaltó también la importancia para Cisco de enfocarse en los esfuerzos de transformación digital de sus clientes, quienes buscan ofrecer una mejor experiencia en cloud, simplificar sus operaciones, y reducir la complejidad y administración de las suscripciones.

La directiva consideró que los cambios en el mercado del trabajo y la automatización dan a Cisco una oportunidad de trabajo de hasta 900 mil millones de dólares, provenientes de 140 mil millones por la expansión hacia nuevos mercados, y cerca de 500 mil millones en oportunidades adyacentes.

El primer pilar de la estrategia, seguridad en redes, enfrenta una de las mayores oportunidades de hasta 98 mil millones de dólares hacia 2025, seguida de trabajo híbrido (83 mil millones) y seguridad de extremo a extremo (80 mil millones).