Ciudadano de Detroit demanda a la Policía tras arresto injusto por fallo en el reconocimiento facial

El reconocimiento facial se hizo con una imagen pixelada y sin testigos de un robo a un establecimiento comercial.

104

Fayerwayer-Alberto Sandoval

El reconocimiento facial que utilizan las autoridades policiales en los Estados Unidos todavía no es una herramienta exacta. Aunque sí sirve para ayudar a resolver un caso en específico, no debería ser la única prueba para incriminar a un sospechoso. Y esto ha quedado demostrado en reiteradas ocasiones, ya que los efectivos de seguridad lo utilizan como complemento. En la actualidad, un ciudadano de la ciudad de Detroit logró elevar una demanda en contra de la Policía de la ciudad, ya que en el año 2019 sufrió un arresto injusto basándose solo en la tecnología.

El hombre en cuestión se llama Robert Williams, según lo reseña The Verge. Hace dos años, mientras este ciudadano afroamericano conducía a casa, en una tienda se perpetraba un asalto. Para ese entonces, solo hubo una prueba disponible para los efectivos policiales: las imágenes que registraron las cámaras de seguridad.

La fotografía pixelada fue puesta en la tecnología del Departamento de Policía de Detroit y, en conjunto con los datos del departamento de tránsito, la inteligencia artificial arrojó coincidencias entre la foto de Williams en la licencia de conducir y el delincuente de las cámaras de seguridad. Sin embargo, las coincidencias fueron incorrectas.

Además, el mal proceso recae sobre los efectivos policiales debido a que mostraron también las imágenes al guardia de seguridad del sitio, quien ni siquiera presenció el robo. Entonces, el señalamiento de un NO testigo, más el reconocimiento falso fueron suficientes para practicar el arresto sobre el hombre inoncente.

Arresto injusto de 30 horas por falso reconocimiento facial

Robert Williams pasó 30 horas en un centro de detención hasta que su defensa obtuvo las pruebas suficientes para sacarlo de prisión. Después iniciaron con un trabajo en el que demostraron que el informe policial estaba lleno de deficiencias. Por lo tanto la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU), presentó de forma oficial una demanda en contra del Departamento de Policía de Detroit.

La ACLU dice que la Policía utilizó la tecnología en conocimiento de que los resultados podrían ser defectuosos. Pero además, en lo que ellos consideran un acto deshonesto, dejaron de mencionar que la imagen que tenían era “lamentablemente deficiente”.

Publica The Verge que el mismo cuerpo policial aceptó que el arresto injusto de Williams fue un “trabajo de investigación descuidado”, dijeron. Emitieron unas disculpas, pero la representación del afectado decidió elevarse a instancias legales, con la intención de que se marque un precedente y se evite que casos como este se repitan.

Curiosamente, según lo detalla el mismo portal citado, Robert Williams es la primera persona estadounidense que sufre un arresto injusto basado en la tecnología del reconocimiento facial.

Finalmente , el mal uso de este tipo de herramientas ha generado una reacción indeseada en la población. Entonces, empresas que desarrollan este tipo de tecnologías como IBM, Microsoft o Amazon, han alejado sus softwares fuera del alcance de la policía.