El operador de telecomunicaciones brasileño Claro presentó una apelación al Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE), cuestionando la decisión de aprobar el acuerdo para compartir redes (RAN sharing) 2G, 3G y 4G entre los operadores TIM y Vivo. En la apelación, Claro dice que la Superintendencia General no reconoció los efectos anticompetitivos resultantes de la operación, en caso de que se llevara a cabo.

Además de pedirle al plenario del Consejo que reconozca que la decisión tomada no analiza los efectos anticompetitivos resultantes del intercambio de redes entre TIM y Vivo, Claro también quiere garantizar una oferta de roaming público para todas las ubicaciones donde las redes de los dos operadores son las únicas disponibles, a fin de permitir que los otros proveedores competidores cumplan con sus obligaciones de servicio de itinerancia.

Relacionado: CADE aprueba compartición de redes entre TIM y Telefónica en Brasil

Claro indica que el CADE debe exigir que TIM y Vivo mantengan estructuras independientes. Para esto, los miembros de la Unidad de Planificación Conjunta no deben estar compuestos por representantes de las áreas operativas de los dos operadores o, al menos, debe haber un régimen de exclusividad o prioridad, como se recomienda en la Guía para el Análisis de Consumición Previa de Actos de Concentración Económica.

Asimismo, pide que se garantice a terceros el acceso a la información en los sitios afectados por el intercambio de RAN, los costos y las condiciones para las inversiones en la red compartida y las condiciones para que terceros accedan a esta infraestructura.Recientemente, el Consejo Directivo de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) también aprobó el compartimiento de redes entre TIM y Telefónica Brasil.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here