La Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) de Brasil aprobó recientemente las reglas para el uso de la banda de 3.5 GHz para la subasta 5G con la intención de evitar interferencias con los sistemas de TV en banda C satelital (TVRO, por sus siglas en inglés). Sin embargo, el operador Claro aún no está convencido de que las soluciones serán suficientes.

Durante el Panel Telebrasil, el consultor de ingeniería y evolución tecnológica de Claro, Carlos Alberto Camardella, afirmó que la mitigación de la banda puede ser compleja y costosa, y señaló que aún es necesario elevar la calidad de los filtros en las pruebas.

Según el experto, la instalación de un filtro junto al receptor podría sanar la cuestión, pero incluso “las muestras de bloque convertidor de bajo nivel de ruido (LNBF, por sus siglas en inglés) que recibimos ya dotados de filtros muestran que ellas funcionan, pero no lo suficiente.

“En más del 50 por ciento de los casos debe ser suficiente, pero cuando tenga muy cerca de la estaciones radio base (ERB), con esos LNBFs no vamos a conseguir impedir interferencia, porque ellos no son suficientemente buenos”, alega.

Camardella observa que “ahora Anatel ve una solución” para la cuestión y refuerza que el uso de los saldos en la transición a la TV digital debería ser considerado; sin embargo, la posición enfrenta resistencia en la agencia.

Pero el costo podría ser el problema. Cerca de 12 millones de antenas parabólicas estarían activas actualmente. De ellas, las que necesitarían de alguna intervención sumarían de 2 a 6 millones, según el cálculo del consultor. El representante de Claro estima que cada “alineación” de antena parabólica costaría cerca de 100 reales, considerando la mano de obra especializada requerida.

Recomendado: Brasil aprueba reglas para las bandas de 2.3 GHz y 3.5 GHz en subasta 5G

El posicionamiento ocurre días después de que la Fiscalía Federal Especializada (PFE) indicó, en un informe sobre el diseño de la subasta 5G, que el problema de la interferencia en los sistemas de TVRO no sería tan grave como lo previsto inicialmente. El superintendente de concesiones de Anatel, Vinícius Caram, reiteró el entendimiento durante el Panel Telebrasil. “La divulgación fue un poco exagerada, porque estudios muestran que, a pesar de posible interferencia, el uso de filtros y otras medidas puede resolver parte de los problemas”.

Por su parte, al elegir la banda de 3.5 GHz para iniciar las pruebas 5G, TIM clasificó la decisión como importante para dar una efectiva visibilidad del problema de interferencia.

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here