El Tiempo-Linda Patiño

La subasta del espectro radioeléctrico tiene luz verde. Así lo confirmó el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Mintic) al culminar el plazo máximo para presentar solicitudes de interés en la licitación del bien nacional, que es clave para el desarrollo de las comunicaciones en el país.

La sorpresa de la jornada fue el ingreso de un nuevo competidor, bajo el nombre de sociedad de Partners, del que no se conocía su intención. Además se confirmó la voluntad de puja entre los tres más grandes operadores en Colombia.

Después de que el Ministerio evalúe las propuestas, se sabrá si Claro, Movistar, Tigo —el único de los tres operadores principales que no posee bandas bajas—  y un nuevo actor serán quienes pujen el próximo 20 de diciembre en las franjas de los 700 MHz, 1.900 MHz y 2.500 MHz.

Se espera que el próximo 5 de diciembre se publique un informe previo de la evaluación de solicitudes presentadas y que para el 10 de diciembre se dé a conocer el informe final y se inicien las sesiones de presentación y explicación del mecanismo de subasta. 
 
Horas antes del cierre de postulaciones, mediante un comunicado entregado en primicia a EL TIEMPO, Avantel reveló que no participaría en el proceso.

A pesar de las preocupaciones de que por falta de participantes nuevamente se declarara desierta la subasta, se esperaba que la licitación se diera entre los tres más grandes.

Expertos como Galé Mallol, presidenta de Asotic, habían dicho a este diario que “esta subasta garantiza cobertura y en la medida que todos trabajen, más colombianos estarán conectados. El ministerio ha dado todas las garantías para que todos los operadores se presenten”. 

Colombia Telecomunicaciones S. A. ESP (Grupo Telefónica), Colombia Móvil (Tigo Colombia) y Comunicación Celular COMCEL S. A. (Claro) serán evaluados junto al grupo Partners, que radicó su petición ante el ministerio en la tarde del lunes. ¿Cómo se subastará?

Esta licitación, que tiene el objetivo de aumentar la cobertura de calidad en el país, llega después de que el Gobierno sacó adelante la ley TIC, en la que se prevé que la concesión del espectro será por un plazo de 20 años, en vez de 10, como ocurrió en las anteriores subastas del 2013 y el 2011.

De acuerdo con la resolución definitiva del ministerio, expedida a finales de noviembre, teniendo en cuenta el número de participantes, se preveía que en algunas bandas no se subastara todo el espectro disponible. Sin embargo, en el caso de que los cuatro postulados reciban el aval del Gobierno, el escenario quedaría habilitado de la siguiente forma:  

– El Gobierno ofrecerá 90 MHz de la frecuencia de los 700 MHz en cuatro bloques de 20 MHz y uno de 10MHz.

– En la banda de los 2.500 MHz, el ministerio anunció que se licitarán 80 MHz en bloques de 10 MHz. Por eso, dado que Tigo está a 5 MHz del tope máximo en bandas altas, este operador no participará en esa serie.

– En el caso de la banda de los 1.900 MHz, que no se modificaba con el número de actores, se licitará un bloque de 5 MHz, distribuido en dos secuencias de 2 x 2.5 MHz.

Así mismo, los operadores deberán elegir entre las más de 5.000 localidades de obligación para ampliación de cobertura apuntando a tener mayores posibilidades en la licitación, dado que el bien nacional no se asignará solo por la puja económica sino también por el compromiso de llegar a ciertos lugares priorizados.

El país debe subirse al tren de la revolución digital y la mejor forma de lograrlo es conectando cada vez a más colombianos para cerrar la brecha digital

Los operadores

Avantel vive un momento difícil por la tensión legal con otros operadores frente al servicio de Roaming Automático Nacional (RAN). Además de no participar, el operador informó el lunes que solicitará a la Superintendencia de Sociedades poder acogerse a un mecanismo legal de recuperación.

Tigo llega fortalecido tras lograr que el Mintic revelara el precio base. Además, tendrá beneficios para poder acceder a bandas bajas por primera vez.

Según Marcelo Cataldo, presidente de Tigo, esta es una oportunidad que llega después de 25 años. “Actualmente, nuestra operación móvil funciona en bandas altas, lo que nos ha demandado mayores inversiones frente a nuestros competidores. En caso de tener éxito en la subasta, vamos a tener una operación más robusta gracias a la dinámica entre bandas altas y bajas que podríamos alcanzar”.

Así mismo, la firma dijo en comunicado que el proceso de subasta es trascendental y que en caso de éxito y de adjudicación Tigo aumentará sus inversiones y reforzará su red en el país. “El país debe subirse al tren de la revolución digital y la mejor forma de lograrlo es conectando cada vez a más colombianos para cerrar la brecha digital. En Tigo estamos listos para hacer nuestra parte, esperamos construir una gran autopista digital para este país”, señaló Cataldo.

Aunque siguen las tensiones entre los operadores frente a la idea de una posición dominante, Claro ha mostrado su interés en el dividendo digital, puesto que se presentó también en la anterior oportunidad.

Por su parte, Telefónica confirmó su interés en la subasta, lo que envía un mensaje significativo y positivo sobre el mercado colombiano, considerando que semanas atrás la compañía entregó espectro en México y prefirió optar por un modelo de arrendamiento con el operador de EE. UU. AT&T.

A pesar de que durante meses los operadores se han enfrentado alrededor de la posibilidad de una posición dominante, se espera que la competencia ahora se centre en inversión y cobertura. La entrada de un nuevo actor del que se conoce por cuáles bandas mantendría interés y cuál sería su rol en el mercado deja abierta la puerta a que los operadores más grandes generen estrategias aún más competitivas. 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here