Claro y Tigo preparan sus redes ante emergencia por el huracán Eta en Nicaragua

El huracán categoría 4 amenaza con provocar daños catastróficos en el país centroamericano, según alertó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

844

Nicaragua se encuentra en estado de alerta roja ante la llegada a tierra del huracán Eta, que ya se ubica en la categoría 4 con vientos de hasta 230 kilómetros por hora y amenaza con escalar a la categoría 5, y provocar graves estragos en Centroamérica, desde inundaciones hasta la pérdida de vidas.

Ante este panorama, el Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor), Claro y Tigo elaboraron un Plan de Contingencia de Telecomunicaciones para garantizar la continuidad de los servicios durante la emergencia.

El Instituto informó que el plan ya se está implementando y está sirviendo para evaluar las incidencias que se puedan presentar en las próximas horas y días, con el fin de darles una respuesta temprana y evitar la desconexión de la población.

La Directora General de Telcor, Nahima Díaz, destacó que las redes de telecomunicaciones son de uso primordial para que los habitantes puedan mantenerse informados y acaten las orientaciones de las autoridades ante el fenómeno natural.

Como parte del plan de contingencia, Telcor y los operadores están enviando repuestos de equipos a las zonas afectadas para disminuir el tiempo en el que se atiende una falla técnica, y se han asegurado las unidades móviles y las ubicaciones estratégicas de las cuadrillas para resolver cualquier daño provocado por el huracán.

También se ha movilizado fibra óptica y materiales de cobre para ser utilizados en las redes en caso de que haya algún corte de servicio; se está trabajando para que el puesto de mando del organismo regulador y los proveedores de servicios tengan permanente comunicación y coordinación ante cualquier eventualidad, y se han llenado de combustibles los tanques de moto generadores para asegurar energía por mínimo 72 horas si falla el fluido eléctrico.

Este martes, el ciclón se aproximó a la costa caribeña de Nicaragua. Según las proyecciones del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, Eta podría causar un daño catastrófico en Nicaragua y generar condiciones potencialmente mortales en esta nación y otras de la región central de América, como Honduras y El Salvador, a medida que su trayectoria avance y el huracán se intensifique.