El Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, anunció la implementación de la iniciativa denominada “Red limpia”, con la cual el gobierno busca proteger la privacidad de los ciudadanos y la información más sensible de las empresas, así como resguardar la infraestructura crítica de tecnología y telecomunicaciones del país de posibles ataques e intromisiones enemigas.

El programa está basado en estándares de confianza digital internacionalmente aceptados y en la iniciativa 5G Clean Path, anunciada en abril de 2020, para proteger los datos que viajan en redes 5G a las instalaciones diplomáticas fuera y dentro del país, así como a las redes estadounidenses de las empresas chinas consideradas de alto riesgo.

La “Red limpia” tendrá cinco facetas: la primera será mantener al “Operador limpio”, garantizando que no habrá operadores de la República Popular China (PRC, por sus siglas en inglés) conectados a las redes del país y no podrán proporcionar servicios de telecomunicaciones internacionales desde y hacia Estados Unidos. Pompeo pidió a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) revocar las licencias de China Telecom y otros operadores chinos que hacen negocios en el país.

La segunda faceta es la “Tienda limpia”, con lo que se eliminarán apps chinas de las tiendas de aplicaciones móviles estadounidenses. Asimismo, se optará por “Aplicaciones limpias”, para evitar que fabricantes de smartphones chinos preinstalen o pongan a disposición la descarga de aplicaciones estadounidenses.

En este punto, Pompeo se refirió a Huawei, señalando que está negociando con las empresas estadounidenses y extranjeras, pero lo que estas compañías deben hacer es eliminar sus apps de la tienda del proveedor chino para no ser asociadas “con un abusador de los derechos humanos”.

Mediante una “Nube limpia” se evitará que la información personal de los ciudadanos y la propiedad intelectual sea almacenada y procesada en sistemas accesibles a los adversarios. Otra línea tiene que ver con un “Cable limpio”, que garantice que las redes de cable submarino estadounidense no sean alteradas para recopilar información por parte de China.

Por último, Pompeo hizo un llamado a sus aliados y socios de todo el mundo para que protejan los datos de sus naciones de la vigilancia de la PRC y otras entidades malignas. “Construir una fortaleza limpia alrededor de los datos de nuestros ciudadanos garantizará la seguridad de todas nuestras naciones”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here