Córdoba, Argentina. Se espera que América Latina y el Caribe generen 20.8 mil millones de dólares de contribución de las bandas de onda milimétrica (mmWave) 5G al Producto Interno Bruto (PIB), del total de 190 mil mdd de la región de las Américas para 2034, señaló Luciana Camargos, directora senior de Espectro Futuro de GSMA, en la apertura del Congreso Latinoamericano de Telecomunicaciones 2019 (CLT19).

La directora explicó que el impacto socioeconómico completo de 5G depende del acceso a una variedad de recursos de espectro, incluidas las bandas de onda milimétrica entre los 24 GHz y 86 GHz.

El espectro mmWave permite los aumentos en el ancho de banda y la capacidad que requieren numerosas aplicaciones 5G.

Hasta la fecha, algunas de las bandas mmWave se han puesto a disposición para servicios móviles en ciertos países. Las bandas entre 24 y 86 GHz también están bajo evaluación y se considerarán para la identificación de Telecomunicaciones Móviles Internacionales (IMT) en la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones de la UIT en 2019 (CMR-19) para apoyar el desarrollo de la red 5G.

La banda de 28 GHz no está considerada a discusión para 5G en la CMR-19, a pesar de ser atribuida para servicios fijos y móviles a nivel mundial. Sin embargo, para banda alta se encuentra en la agenda desde 24 GHz hasta 27.5 GHz.

Durante su participación en el Foro de la UIT, Oscar León, secretario Ejecutivo de CITEL, instó a los países a adoptar la Recomendación de la UIT K.52, referente a los límites de seguridad sobre la exposición de las personas a los campos electromagnéticos, para un óptimo despliegue de 5G. Indicó que en algunos países se adoptaron medidas mucho más estrictas que deberán actualizarse, de lo contrario 5G no será posible.

Sobre las bandas para la siguiente generación de servicios móviles, León señaló que a pesar de que aún no hay un acuerdo por parte de la región, se prevé establecer límites para evitar interferencias con otros servicios. Hasta el momento se tienen 22 propuestas listas para la UIT, de las cuales ocho ya han sido enviadas. Además de 27 propuestas preliminares.

Por su parte, David Meltzer, secretario General de Global VSAT Forum, destacó que América Latina es una región única con mezcla de áreas urbanas y rurales, desafíos geográficos, con diversidad de comunidades y de intereses. Debido a este contexto, una única solución no será suficiente para las necesidades de todos.

Meltzer listó las principales claves del espectro para operadores satelitales: la necesidad de mantener el acceso de estaciones terrenas con licencia individual; mencionó que dicho espectro se puede compartir, pero debe haber medidas de protección adecuadas.

Además, las medidas de protección deben reconocer el riesgo de interferencia agregada de millones de estaciones base de onda. Y finalmente, dijo que cierto espectro no puede ser compartido, por ejemplo, para terminales de usuario satelitales ubicadas ubicuamente. “Esto no se puede compartir de manera primordial con IMT”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here