#CLT19 – Cierre de la brecha digital necesitará complementariedad de instrumentos en un entorno neutro

1152

Córdoba, Argentina. En el gran objetivo de cerrar la brecha digital es necesario la neutralidad regulatoria y políticas públicas orientadas a este propósito, sostuvo Pablo Bello, director Ejecutivo de la Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones (Asiet).

En el marco del Congreso Latinoamericano de Telecomunicaciones 2019, se discutió sobre el uso de las redes comunitarias para el cierre de la brecha digital. El director de Asiet expuso la problemática de los altos costos operacionales de la zonas rurales para las grandes empresas, lo cual puede ser más barato para organizaciones locales; sin embargo, señaló que no sería positivo establecer regulaciones asimétricas que generen distorsiones.

“El objetivo es cerrar la brecha, es la inclusión. El objetivo no puede ser el instrumento, el objetivo no pueden ser las redes comunitarias”, afirmó.

Bello argumentó que el Estado no debe privilegiar un modelo de intervención en particular, pero sí debe generar información y capacitación sobre las redes comunitarias para estudiar y trabajar sobre esos mecanismos.

Carolina Caeiro, coordinadora de Proyectos de Desarrollo de LACNIC, considera que las redes comunitarias buscan en su trabajo ser complementarias con las redes tradicionales, como una estrategia adicional para lograr el cierre de la brecha digital.

Durante su participación, Mauricio Agudelo, del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), destacó que se debe trabajar en el cómo reducir los costos de las redes comunitarias al acceso de infraestructura mayorista.

“Modelos como Internet para Todos crean una palanca de valor importante que permite, por un lado, dar acceso a comunidades rurales que no tienen servicio de Internet móvil, y por otro lado, facilita la estructura de costos de transporte y eso permite una mayor sostenibilidad de las redes comunitarias”, expuso.

Como parte de la iniciativa Internet para Todos (IpT), de Telefónica, se constituyó una compañía de infraestructuras de telecomunicaciones independiente en Perú con el objetivo de reducir la brecha digital. En la iniciativa también participan Facebook, el Banco Interamericano de Desarrollo (a través de BID Invest) y CAF.

Además, Agudelo planteó revisar un modelo que permita el acceso a los Fondos de Servicio Universal para tecnificar redes comunitarias.

“En América Latina, 20 por ciento de la población vive en zonas rurales, es decir, cerca de 140 ó 150 millones de personas (…). El tema es hasta dónde llega el operador privado con ese incentivo de mercado y dónde resolvemos los problemas con modelos que no pueden hacer más”.

Agudelo considera que existe discriminación de la política de cómo se generan complementariedades entre operadores y redes comunitarias.