Córdoba, Argentina. El gran reto de los Fondos de Servicio Universal en América Latina es usarlos, señaló Maryleana Méndez, asesora de Regulación de Asiet. En el marco del Congreso Latinoamericano de Telecomunicaciones 2019 (CLT19) se discutió el uso efectivo de estos fondos para el cierre de la brecha digital en la región.

La asesora de Asiet explica que los Fondos de Servicio Universal están diseñados para cumplir con políticas públicas; sin embargo, afirma que deben diseñarse muy técnicamente. 

Destaca que los procesos licitatorios públicos en América Latina son muy complejos y pueden retrasar el proceso, a tal grado de que cuando se llega la ejecución de los proyectos ya no cubren la demanda que se necesita en ese momento.

Los fondos deben emplearse para las familias en situación de vulnerabilidad, principalmente económica y geográfica, explica Méndez, e insta a realizar los procesos con énfasis en la transparencia con que se asignan los recursos, la focalización y la colaboración con los operadores para una mayor agilidad.

Federico Storni, coordinador General de Asuntos Ejecutivos del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) de Argentina, instó a la industria y al gobierno a coordinar los esfuerzos que hace cada uno por los mismos objetivos.

La Unión Internacionales de Telecomunicaciones (UIT) recomienda la integración de los fondos con la agenda digital del país, lo cual implica la participación de nuevos actores, expone Sergio Scarabino, representante de Área para América del Sur de la UIT, y afirma que el avance de digitalización de un país no puede dejar atrás al fondo.

En el caso de Estados Unidos, Ajit Pai, presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés), explicó el uso del Fondo Connect America, el cual ha asignado mil 488 millones de dólares para la conectividad en zonas rurales del país, con el objetivo de brindar servicios de banda ancha a 700 mil personas en los próximos diez años.

Por su parte, Sebastián Kaplan, gerente de Política Pública, Conectividad y Acceso de Facebook, subrayó la necesidad de rediseñar los Fondos de Servicio Universal de forma que sean útiles y se puedan aplicar. Propone utilizar los fondos para proyectos de innovación de forma sostenible a través de alianzas con nuevos actores para conectividad rural, guiada por políticas públicas específicas a ello, además de considerar su uso para financiar subsidios a smartphones.

Adriana Labardini, consejera de Rhizomatica México, sostiene que los fondos deben tener como objetivo habilitar o facilitar esquemas de sostenibilidad económica y ambiental, además de que deben ser flexibles para que permitan la multiplicidad de modelos. Afirma que el acceso al espectro y el costo del mismo no debe ser impedimento para el despliegue de infraestructura.

“Si queremos transformar los fondos de servicio universal y ponerlos a trabajar en el interés público, hay que revisar paradigmas, lenguaje y presupuestos para rediseñarlos”, indicó. Labardini habló sobre conectividad rural y señaló que los fondos deben habilitar economías locales, removiendo barreras para que nuevos actores participen; pueden ser a través de redes comunitarias, pequeñas y medianas empresas  o cooperativas de producción. 

“Si respetamos la autonomía, sostenibilidad y la aportación cultural y económica que hacen las comunidades, se pueden rediseñar los fondos.” Asimismo, Labardini afirmó que el acceso al espectro y el costo del mismo no debe ser un impedimento para el despliegue de infraestructura.

Angel Melguizo, vicepresidente de Asuntos Externos y Regulatorios para AT&T y DirecTV, llamó a transformar los fondos inspirándose en la buenas prácticas. Argumentó que la conectividad y las habilidades (capital humano) son factores clave en la productividad de las economías con ingresos más altos, por lo cual es indispensable poner énfasis como un determinante en el crecimiento de América Latina.

Melguizo sugiere dar crédito a conexiones de Internet a cambio del uso del espectro, un modelo en el que las empresas presentan qué regiones y qué poblaciones pueden cubrir a cambio de un crédito de espectro.

Los fondos se han usado de manera poco efectiva en los últimos 25 años, expresó José Juan Haro, director de Políticas Públicas y Negocio Mayorista en América Latina de Telefónica. Con ello, plantea la importancia de avanzar a un escenario claro, con visión a largo plazo, que permita liberar las fuerzas del mercado y que el Estado llegue a complementar, todo con el objetivo de conectar.

De igual forma, Haro cuestionó la continuidad de los fondos que recaudan recursos del sector, pero que no ayuda en la mayoría de los casos a reducir la brecha digital. “Si los fondos son tan mal usados para el servicio universal, sería mejor que no existieran”, afirmó.

Allan Ruíz, secretario Ejecutivo de la Comisión Técnica Regional de Telecomunicaciones (Comtelca), precisó que en los marcos legales de los fondos no está claro para qué son y otros casos se crearon con medidas sólo para telefonía, lo cual limita usarlos para banda ancha.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here