#CLTD2021 | El desafío para América Latina es digital y verde: CAF

Piden a los gobiernos de la región trabajar en conjunto con la iniciativa privada para desarrollar la transformación digital que permitirá mayor recuperación económica.

435

América Latina tiene un desafío muy grande para la recuperación económica tras la pandemia por la Covid-19, y este pasa por los temas de transformación digital y acciones que cuiden el medio ambiente.

Así lo aseveró Mauricio Agudelo, coordinador de la Agenda Digital de CAF – Banco de Desarrollo de América Latina, quien además hizo un llamado a aunar esfuerzos, diseñar políticas públicas de transformación e inclusión digital, que tengan en cuenta ese impacto de la recuperación sobre los ecosistemas y sostenibilidad ambiental.

“Creo que América Latina enfrenta el desafío digital y verde. Eso parte por un habilitador; sin conectividad esa transición es prácticamente imposible. La industria en el Centro de Estudios de Asiet ha evidenciado que se necesitan 60 mil millones de dólares adicionales para poder cerrar la brecha digital. Si uno se pone más ambicioso, se requieren 350 mil millones de dólares en infraestructuras digitales para colocarnos a la par de países digitalizados de manera avanzada. La región invierte siete veces menos que Estados Unidos”, dijo Agudelo durante el Congreso Latinoamericano de Transformación Digital 2021 (CLTD21).

Asimismo, se propuso que los gobiernos de América Latina creen un nuevo modelo digital de recuperación económica basado en la transformación digital a través de políticas públicas y agendas digitales muy específicas.

Álvaro Calderón Hoffman, jefe de la Unidad de Innovación y Nuevas Tecnologías de la Cepal, ejemplificó cómo los gobiernos de países más desarrollados tienen objetivos y políticas públicas claras para la recuperación económica basada en nuevas tecnologías. 

Dijo que en América Latina, antes de la pandemia de Covid-19, ya se tenían problemas graves estructurales como la pobreza, brecha digital, desigualdad y alta informalidad, lo que con tecnologías puede revertirse o paliarse.

“Los países desarrollados están tomando acciones específicas con compromisos determinados de gobiernos y empresas para abordar la coyuntura de manera proactiva. La Cepal ha hecho una propuesta de buscar un nuevo estilo de desarrollo para encaminarnos a una recuperación transformadora, aprovechar la pandemia para intentar redireccionar el proceso de desarrollo donde los temas digitales están en el centro”, comentó Calderón Hoffman.

Ana Valero, directora de Asuntos Públicos y Regulación de Hispam de Telefónica y presidenta de la Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones (Asiet), coincidió en el llamado a gobiernos para trabajar de la mano de la iniciativa privada.

No existe transformación digital sin la conectividad. El 7 por ciento de la población de América Latina vive en zonas donde no hay conectividad, y el 38 por ciento no utiliza Internet, es decir, ese 45 por ciento de personas que no accede a la conectividad está perdiendo la oportunidad de transformación.

“Es necesario tener convencimiento de la importancia de la transformación digital y apostar por políticas públicas para impulsar dicha transformación. En los discursos hay mucho movimiento, pero en las acciones está habiendo poco movimiento”, aseveró Ana Valero.

Cristoph Weiss, economista principal del Banco Europeo de Inversiones (BEI), comentó sobre la importancia de la inversión que se necesita para adaptarse a la nueva normalidad digital, pero también resaltó que las políticas públicas deben ser verdes o ecológicas.

Aseveró que las compañías digitalizadas se desempeñan mejor en innovación, productividad y exportación, además crecen más rápido y pagan más a empleados y expertos en diversas actividades de su negocio.

Victoria Hernandez Mora, ministra de Economía, Industria y Comercio de Costa Rica, habló sobre las oportunidades que dejan pasar las personas que trabajan en la informalidad, pues los estímulos económicos para la digitalización por parte de su gobierno están enfocados a las pymes formales.

Por ello, dijo que parte de las políticas públicas de digitalización deben encaminar a las personas y empresas a la senda semiformal y luego formal para que, a través de soluciones digitales, entren también al mundo de la bancarización.

Juan Carlos Altamirano, director General de Innovación, Servicios, y Comercio Interior de la Secretaría de Economía de México, aseguró que tienen claras las ventajas que da la digitalización o la transformación digital.

“La digitalización la tenemos clara y sabemos que es un momento clave para el país y la región, para integrar a más personas al sistema de bancarización, sistema integrado de fiscalización y donde todos podamos partir de piso parejo. Nosotros lo hacemos desde tres planes que impulsamos, que son la innovación, diversificación e inclusión. Ese es nuestro punto de partida”, comentó.

Matías Fernández, gerente Senior de Asuntos Públicos de Mercado Libre, comentó que el comercio electrónico pasó de 3 ó 4 por ciento a inicios de 2020, a 7 u 8 por ciento del comercio minorista durante la pandemia.

“En el caso de Mercado Libre, el comercio se incrementó lo que se esperaba para los próximos cuatro años. También hubo nuevos emprendimientos e impacto en el sector logístico. Tenemos medio millón de mipymes vendiendo en la plataforma, 175 mil se sumaron el año pasado. Somos la fuente principal de ingresos de casi 900 mil familias en América Latina”, aseveró.

Además, agregó que dentro de las 500 mil mipymes en la plataforma, 65 por ciento son familiares, y generan entre cuatro y 11 empleos cada una.

“El año pasado se crearon alrededor de 200 mil puestos de trabajo en la industria de logística y ese crecimiento se estimaba (…) para los próximos cinco años, con lo cual aceleramos todo ese conocimiento”, dijo Matías Fernández.