#CLTD2021 | Piratería de contenidos en línea daña la economía, la cultura y a consumidores

Citel, Certal y Telecom Argentina llamaron a promover una estrategia transfronteriza para combatir los contenidos ilegales en América Latina.

376

Aunque parece algo inofensivo y de fácil acceso, la piratería de contenidos audiovisuales en línea provoca grandes daños a la producción cultural, los consumidores, las economías y a los gobiernos.

El consumo de contenidos ilegales vulnera la seguridad cibernética de las personas que los consumen, pues su información se encuentra expuesta en los sitios web pirata, alertó María José Franco, coordinadora del Grupo de Redacción de la Recomendación de Comisión Interamericana de Telecomunicaciones (Citel) para acciones de lucha contra la piratería de contenidos y señales de TV.

Durante el Congreso Latinoamericano de Transformación Digital (CLTD 2021), la también asesora de Dinatel en Uruguay agregó que la piratería en línea afecta la capacidad de los gobiernos para recaudar impuestos, generar empleos y atraer las inversiones en producción audiovisual.

Tener menores inversiones en este sector afecta directamente a la cultura y a las personas que se desempeñan en ella, aseguró Heber Martínez, director de Relaciones Institucionales del Centro de Estudios para el desarrollo de las Telecomunicaciones y el Acceso a la Sociedad de la Información de América Latina (Certal).

También lee: Piratería de contenidos en línea amenaza desarrollo de televisión digital en Centroamérica

Por eso, se necesita desarrollar una estrategia multilateral y transfronteriza para combatir esta problemática, dado que los contenidos ilegales en línea traspasan las líneas divisorias entre países, dijo Sergio Piris, gerente de Asuntos Penales, Delitos Tecnológicos y Antipiratería de Telecom Argentina.

De acuerdo con un estudio de Ether City para el Centro de Estudios de Telecomunicaciones de América Latina (cet.la), la piratería digital genera pérdidas por unos 733 millones de dólares en ingresos anuales en la región.

Los gobiernos, empresas, organizaciones y actores relacionados en América Latina deben colaborar para detectar y bajar los contenidos audiovisuales que se difunden de manera ilegal en sitios web, redes sociales y otros espacios en línea, coincidieron los especialistas.

Al mismo tiempo, es importante implementar campañas de concientización para que los consumidores comprendan que la piratería les afecta más allá del beneficio inmediato que consiguen al no pagar por determinados contenidos, destacaron.