#CLTD2021 | Transformación digital debe enfocarse en las personas y no en el despliegue de infraestructura: Citel

419

La tercera jornada de la Plenaria del Congreso Latinoamericano de Transformación Digital (CLTD 2021) arrancó con una exposición inicial de Óscar León, secretario General de la Comisión Interamericana de Telecomunicaciones (Citel), quien describió los retos que hay en el cierre de la brecha digital, los obstáculos que se presentan y recomendaciones para superarlos.

Mencionó que siguen existiendo importantes desafíos para abordar las desigualdades digitales: el 45 por ciento de la población a nivel regional está fuera del mundo digital, del cual, 7 por ciento vive en zonas donde no existe ningún tipo de conectividad, mientras que el 38 por ciento no utiliza la conectividad. También resaltó el impacto que tuvo durante la pandemia la falta de conectividad para la educación de los niños: “Es posible que unos 23.8 millones de niños no regresen a la escolaridad el próximo año educativo debido al impacto económico de la pandemia”.

Debemos asegurarnos que en la transformación digital el enfoque sean las personas y no el despliegue de redes y sistemas. Se deben garantizar recursos, políticas y regulación a largo plazo con proyectos concretos que siempre incluyan apropiación tecnológica para los ciudadanos. Cuando las personas reciben mejor calidad de vida a través de las TIC, es cuando tendremos una verdadera transformación digital en la sociedad”, sostuvo León.

El ejecutivo de Citel explicó que los principales obstáculos para lograr el cierre de la brecha digital son los marcos regulatorios obsoletos, falta de gestión del espectro a largo plazo o barreras en el despliegue de infraestructura.

En cuanto a las recomendaciones, dijo que es necesario promover el uso de los fondos de servicios universal para proyectos de conectividad destinados a zonas rurales, remotas o sin servicio, apoyar la implementación de modelos de negocio que incentiven la entrada de nuevos agentes económicos y promuevan su sostenibilidad financiera, fomentar el debate sobre el análisis de las medidas fiscales que favorecen la conectividad, dar prioridad a las tecnologías y proyectos que demuestren ser financieramente sostenibles, eficientes y rápidos en su aplicación en las zonas rurales, promover ecosistemas locales de innovación, y estimular la inversión pública y privada.