La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de España impuso una multa de 6 millones de euros a Telefónica por presentar conductas discriminatorias frente a sus competidores.

Las conductas discriminatorias se desarrollaron entre 2017 y 2018.

Según la CNMC, Telefónica empeoraba los tiempos y las condiciones de provisión y resolución de averías en los servicios mayoristas NEBA (Nuevo Servicio Ethernet de Banda Ancha) de cobre y fibra, sin causa justificada, y realizaba uso indebido y sistemático de los tiempos para la resolución de los servicios.

El organismo regulador explicó que el operador de telecomunicaciones ofrecía el suministro de servicios de banda ancha y telefonía fija, y reparaba averías de sus propios clientes en mejores plazos y condiciones que los otros operadores.

De acuerdo con el expediente de la CNMC, Telefónica incumplió la obligación de no discriminación que se la ha impuesto, por su posición como operador con poder en los mercados mayoristas de banda ancha.

El documento refiere que Telefónica debe prestar “a terceros recursos equivalentes a los que se proporciona a sí misma (…), en las mismas condiciones y plazos”, como se establece en las ofertas mayoristas aprobadas por la CNMC.

Estas prácticas discriminatorias realizadas por parte de Telefónica son una infracción grave tipificada en el artículo 76.12 de la Ley General de Telecomunicaciones de España.

La CNMC recuerda que se puede interponer un recurso contencioso administrativo ante la Audiencia Nacional en los siguientes dos meses a partir del día de la notificación.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here