La Jornada – Dora Villanueva

El empresario Carlos Slim, líder de América Móvil, coincidió con la apuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador de que hay que cubrir todo el país con redes de telecomunicación, pero enfatizó “no con cablecitos o fibras ópticas, puede ser vía satelital”.

Durante la XXV reunión plenaria del Círculo de Montevideo, que puso a debate los cambios tecnológicos en el mundo, añadió que en el entorno actual los gobiernos requieren aprender a “conducir el cambio” para evitar que se extiendan las brechas y apilen rezagos en las economías del mundo.

“Lo primero, y no es publicidad, es que nuestro país debe tener redes de telecomunicación avanzadas de alta generación, de muy alta penetración poblacional y territorial, que ofrezcan conectividad a todo el país y al menos en lugares remotos a centros de educación y de salud. Eso es fundamental. Claro, (este servicio) no necesariamente tiene que ser con cablecitos o fibra óptica, puede ser vía satelital”, manifestó durante la convocatoria del Círculo que reúne a ex presidentes latinoamericanos y empresarios.

“Tiene que haber una cobertura general porque estas redes son el sistema nervioso de la nueva civilización”, manifestó.

Y es que una de las críticas del presidente Andrés Manuel López Obrador a las empresas de telecomunicaciones, donde las de Slim son actores preponderantes, es que no han llevado Internet a zonas rurales porque no les es rentable. Para la licitación de fibra óptica, el mandatario pide como contraprestación Internet en todo el territorio.

En la reunión plenaria, Slim continuó enumerando los retos que deben resolver los gobiernos del mundo con el avance de la tecnología: educación, salud, movilidad, seguridad, pero enfatizó el empleo y la pobreza.

“Hay un incremento notable de la productividad y por más que se creen nuevas actividades y nuevos empleos, esta productividad eliminará más empleos de los que se crean”, advirtió.

No obstante, el énfasis lo hizo en el segundo tema: “Lo más urgente de eliminar es la pobreza, la falta de una clase media ascendente y cada vez amplia, limita la demanda de bienes, estanca la inversión y el empleo. Lo que repercute en toda la economía”.

Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, se contó entre el público que escuchó el discurso del empresario, quien un día atrás Palacio Nacional en compañía los ex presidentes Felipe González, de España; Ricardo Lagos, de Chile; y de Uruguay, Julio María Sanguinetti.

“Me llevo varias frases de él: una que debe haber conducción política, yo que creo que la hay; que se está tendiendo un puente hacia el desarrollo, creo que se está tendiendo y que se tiene que crear un ambiente propicio para llevar a cabo todo esto y creo que se está llevando. Esas tres frases me las llevo”, recalcó la ex ministra.

Sobre la necesidad de llevar el debate de la conectividad fuera de la fibra óptica de la Comisión Federal de Electricidad: “Por supuesto que hay varias tecnologías para conectar, pero lo que se tiene que hacer es conectar todo el país”, resumió.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here