Portafolio-Andrés Barreto Gonzalez

Durante la semana del 3 al 7 de junio se celebró en la sede de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en la ciudad de París, la jornada del comité de competencia, la cual se enfocó en el mundo de la economía digital.

Este evento sirvió como epílogo de la exitosa reunión de la red mundial de competencia (ICN por sus siglas en inglés) que se celebró en la ciudad de Cartagena entre el 15 y 17 de mayo, en donde se abordaron los retos del derecho de la competencia en el mundo digital, sus efectos en la IV revolución industrial, los retos en cuanto a integraciones de gigantes tecnológicos, y la interdependencia entre competencia, protección de datos y derechos del consumidor.

Tras ese abrebocas en Colombia, el comité de competencia de la OCDE se ocupó de abordar temas como los derechos de propiedad intelectual en el marco del derecho de la competencia, los efectos del mercado laboral en el mundo digital, la disrupción digital en los mercados financieros, y las operaciones de integración entre las compañías tecnológicas y de telecomunicaciones.

En este escenario Colombia -a través de la autoridad de competencia- presentó aportes para las discusiones de propiedad intelectual y competencia haciendo referencia al caso Sayco. Asimismo, expuso sus recientes avances en operaciones de integración en los sectores de entretenimiento y servicios de televisión por cable, y su experiencia en materia de abogacía de la competencia como una herramienta para mitigar impactos regulatorios y sus efectos negativos en la libre competencia.

Con satisfacción debo decir que la agenda trazada por la OCDE es la misma que viene trabajando la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), la cual ha estado a la vanguardia en los mas recientes desarrollos en relación con los avances tecnológicos y los nuevos fenómenos económicos tales como las aplicaciones digitales, la publicidad y derechos de autor en el mundo de las plataformas tecnológicas, los criptoactivos, y la estrecha relación que existe en materia de comercio electrónico, protección de datos personales y sus impactos en la libre competencia económica.

Colombia está ad portas de ingresar como miembro de pleno derecho a la OCDE, aún está pendiente la sentencia de constitucionalidad (exequibilidad) del protocolo de privilegios e inmunidades de la organización, con lo cual, tras su ratificación, la SIC podrá votar en los comités de competencia y consumidor, en los cuales ya cuenta con experiencia construida con su trabajo en estudios económicos, conceptos de abogacía de la competencia, investigaciones en materia de violaciones al régimen de libre competencia y el derecho del consumidor, así como su rol en materia de protección de datos personales.

Es muy satisfactorio ver que la SIC a través de estos 50 años se ha ganado un espacio en el ámbito interno y, hoy, con nuevos bríos, recorre un importante camino internacional en donde es un actor destacado regional, continental y ahora globalmente en el marco de la OCDE, pues no solo aborda y se ocupa de los temas más relevantes en el mundo de la economía digital, sino que los domina con solvencia.

Esperemos que para la próxima reunión, en diciembre, podamos estar sentados a la mesa presentando nuevos avances a nuestros pares.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here