Colombia | En logística, empleados carecen de las competencias digitales

122

Portafolio

Solo 13% de las personas que se desempeñan en el sector de logística y transporte en Bogotá tienen competencias digitales avanzadas, una cifra inferior al 16,6% que se registra en otros sectores.

Así lo revela el estudio sobre ‘Brechas de capital humano en el sector de logística 4.0 en Bogotá y Colombia’ del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo –PNUD- y la Cámara de Comercio de Bogotá.

Este dato se deriva del índice de digitalización de capital humano y, según el estudio, muestra la brecha que existe en habilidades digitales para hacer frente a las exigencias del mercado laboral en la Cuarta Revolución Industrial.

La investigación de la CCB advierte que “al sistema educativo le falta articular la formación de habilidades digitales con las necesidades del mercado laboral y los programas en logística y transporte, puesto que no se cuenta con la oferta para los profesionales que se necesitan en estas áreas”.

Los empresarios consultados para el estudio también expresan que si bien en la hoja de vida de quienes contratan se consigna el dominio de ciertas herramientas tecnológicas, “a la hora de aplicarlas, las personas no demuestran una destreza avanzada en su uso”.

Según la CCB, con cifras del Ministerio de Educación, a 2018 había 65.214 personas matriculadas en carreras de logística y 70.280 en Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) relacionados con logística. Sin embargo, “el estudio revela que el 60% de los ocupados del sector de Logística y Transporte tienen un nivel de cualificación menor al requerido y solo un 4% está cualificado adecuadamente”.

Y añade que esta cifra coincide con una investigación de Deloitte que asegura que a nivel global el 27% de las personas reportan la carencia de habilidades digitales como barrera de empleabilidad y que el 79% de los trabajadores buscan por fuera del sistema educativo formal las habilidades que requieren en su ocupación.

Sobre los resultados, Alejandro Pacheco, representante residente adjunto del PNUD, sostuvo que “la academia y el sector productivo deben articularse para que sus trabajadores tengan una adecuada preparación para el desarrollo de sus funciones, especialmente en temas digitales”.

Añadió que en el marco de la Cuarta Revolución Industrial y los desafíos tecnológicos que trajo la crisis por el covid-19, “adaptarnos a la virtualidad y acelerar la transformación digital es indispensable para aportar a la productividad de la economía y el mejoramiento de las condiciones de vida de la población”.

A su turno, aseguró Juan Carlos González, vicepresidente de competitividad de la CCB, dijo que desde la entidad está en marcha “una estrategia a corto, mediano y largo plazo que permita cerrar las brechas en diferentes sectores, involucrando iniciativas de talento humano, internacionalización, innovación y sostenibilidad”.

Esta estrategia incluye programas y acciones de formación pertinentes a la demanda laboral, además de realizar ruedas para conectar el talento joven con la oferta laboral.