Colombia ha impuesto 114 sanciones por uso ilegal del espectro

En total, los infractores tuvieron que pagar alrededor de 638 millones de dólares en multas.

542

Un total de 114 sanciones se han aplicado en Colombia por el uso no autorizado del espectro radioeléctrico desde el 2018 a la actualidad, dio a conocer la Agencia Nacional de Espectro (ANE).

Los actores que han operado frecuencias de espectro de manera clandestina tuvieron que pagar en total 2 mil 501 salarios mínimos legales mensuales, lo que equivale a más de 2 mil 195 millones de pesos nacionales (638 millones 893 mil dólares).

Además, las investigaciones de la ANE en esta materia han concluido en dos condenas penales por el delito de prestación, acceso o uso ilegal de los servicios de telecomunicaciones. Una se emitió en Puerto Berrio, Antioquia, con 10 meses de cárcel; la otra, en Argelia Cauca, con 31 meses de prisión.

En la actualidad, la agencia tiene 195 casos abiertos en los que indaga el aprovechamiento clandestino de frecuencias radioeléctricas. De esa cantidad, en 63 ya se emitió una sanción monetaria que está en proceso de acreditarse y el resto se encuentra en curso.

Una de estas investigaciones abiertas es la de Avantel. En agosto, la ANE comenzó la averiguación formal para determinar si la empresa usó de manera ilegal la banda de 700 MHz, incluidas frecuencias asignadas a Partners, la compañía que adquirió a Avantel en este mismo año.

Recomendado: ANE investiga a Avantel por posible uso ilegal del espectro en Colombia

La utilización inadecuada del espectro radioeléctrico, sin los permisos y condiciones para hacerlo, representa un problema no sólo legal sino también técnico. La agencia explicó que se pueden generar interferencias que impactan en los servicios de todos los ciudadanos, como la telefonía móvil o la radiodifusión sonora.

Por ello, destacó que se llevan a cabo medidas preventivas, y no sólo cautelares, con el fin de evitar esta problemática. Del 2018 hasta ahora, la ANE ha impartido 31 charlas sobre las implicaciones del aprovechamiento ilegal de frecuencias en diferentes regiones del país, y aseguró que vigila continuamente cómo se emplea el espectro.