Colombia | Karen Abudinen renuncia al MinTIC tras el escándalo por millonario contrato

285

Tras el escándalo por el fallido contrato entre el Estado y UT Centros Poblados para llevar conectividad a escuelas de zonas rurales, esta tarde Karen Abudinen renunció al cargo de ministra de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC) de Colombia.

Abudinen abandona el Ministerio en medio de críticas de la población y de congresistas de la oposición y representantes de la coalición de gobierno, incluido el partido Centro Democrático, por haber asignado un contrato por 1.07 billones de pesos a una sociedad que presentó una garantía bancaria falsa e incumplió con sus compromisos.

Los cuestionamientos se centran en la responsabilidad y omisión de la exministra al asignar el millonario contrato del proyecto Centros Digitales a una sociedad en la que participan personas con vínculos políticos y antecedentes de corrupción en el país.

El Ministerio terminó el acuerdo con UT Centros Poblados y embargó diversos inmuebles y propiedades de los socios, pero aún queda pendiente recuperar todo el desembolso inicial por 70 mil millones de pesos que dio la dependencia.

Desde hace unas semanas, Abudinen enfrentaba una moción de censura en la Cámara de Representantes. Su dimisión se anticipaba desde la mañana de hoy, ya que de esta manera evitaría una probable destitución.

En los medios nacionales, también trascendió que el presidente Iván Duque le pidió la renuncia a Abudinen ante el desgaste político que el escándalo le estaba costando al gobierno. Al principio, el mandatario respaldó el actuar de la exministra en la adjudicación y aseguró que permanecería en el MinTIC.

También lee: MinTIC delega a ETB el contrato de centros digitales

“Me retiro adolorida por las circunstancias que el país conoce, pero con la tranquilidad del deber cumplido. Procedí con honradez y transparencia; los que hoy se satisfacen lanzando humillaciones en mi contra, algún día, cuando se exponga la verdad en todo su esplendor, reconocerán su error”, afirmó Abudinen en un video publicado en su cuenta de Twitter.

“Los autores de este episodio tienen que ser sancionados ejemplarmente. Abundan todas las evidencias que confirman el actuar ilegal de unos actores privados que se conectaron con algunos servidores públicos, hechos que denuncié oportunamente. Nunca dudé en renunciar, pero sí quise permanecer en el cargo unas semanas para cumplirle al país con las metas de conectar estas 7 mil escuelas y continuar con las denuncias a la justicia”, aseguró.

Karen Abudinen reiteró que se va “con la conciencia tranquila” y buscará limpiar su reputación ante los procesos administrativos en su contra. La Procuraduría General aún indagará si la funcionaria tuvo responsabilidad en el polémico contrato y podría determinar acciones disciplinarias.