Colombia | La era digital alcanzará 56% de los despachos judiciales y facilitará los procesos

80

La República

La digitalización de este sector permitirá que el número de procesos judiciales con notificaciones digitales sea de 1,2 millones anuales

Hace un mes aproximadamente, el Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) dio luz verde para solicitar una operación de crédito público externo con la banca multilateral por US$100 millones que serán destinados para financiar el Programa para la transformación de la justicia en Colomba-fase I.

Este importante anuncio se aprovechó para resaltar lo que la transición de la justicia digital ha logrado en el país desde mediados del año pasado, época en que la pandemia obligó al sistema a hacer un cambio total de acciones y apoyarse en las herramientas digitales.

Los principales logros y resultados destacados por el organismo fueron los 3.000 despachos judiciales que ya operan “con mecanismos apropiados de acceso y transparencia en su gestión procesal y administrativa”. Según datos del Consejo Superior de la Judicatura, en Colombia hay un total de 5.295 despachos, por lo que esos 3.000 despachos representan 56,6% del total.

El segundo logro de la justicia digital es el ahorro. Los ciudadanos se ahorrarán $120.000 por proceso judicial, lo cual, en un lapso de un año, equivaldrá a $33.600 millones menos.

La digitalización de este sector, permitirá que el número de procesos judiciales con notificaciones digitales pase de 140.000 a 1,2 millones anuales.

Fabián Urriago Guzmán, director de Gestión del Conocimiento de Gómez-Pinzón Abogados y cofundador de Alil, destacó que la justicia ha dado los pasos necesarios para la transformación y, como muchos de los expertos del área legal, considera que la pandemia fue el hecho que marcó el camino para que el proceso empezara a tomar forma desde el año pasado.

“El tema de las audiencias virtuales va a continuar y se va a quedar en la justicia para algunos temas. Creo que esos han sido los pasos correctos para estas transiciones”, dijo.

De acuerdo con el Consejo Superior de la Judicatura, el servicio de audiencias en plataformas primarias alcanzó más de 200.000. Además, las audiencias y reuniones virtuales en plataformas colaborativas ascendió a más de 560.000. Estos datos fueron recopilados en 2020, durante los meses más duros de la pandemia y la reactivación económica desde el fin de la cuarentena en agosto.

Un ejemplo importante del avance en estos mecanismos digitales son las recientes jornadas de la audiencia de preclusión del caso de Álvaro Uribe Vélez, las cuales, en sus dos últimas fechas se han llevado a cabo de manera virtual, lo que demuestra que la digitalización llegó para quedarse y estará presente en casos clave como el del expresidente.

Pero estas ventajas aún no son masivas. Urriago Guzmán afirmó que la digitalización de los servicios jurídicos se ha visto truncada porque la agilidad para interponer una demanda por medio de las plataformas digitales no es coherente con la respuesta de la justicia en Colombia.

“Muchas veces los jueces no reciben las demandas por email o no entran a las plataformas para estudiar las demandas interpuestas. Muchas veces la requieren en físico y existen funcionarios de la vieja guardia que solo creen en los documentos físicos. Pienso que la pandemia les ayudó a entender que no hay otra opción y la digitalización nos ha permitido entender un nuevo entorno”, afirmó Urriago Guzmán.

El futuro de la transformación digital en Colombia todavía está marcado por un arduo trabajo y varias inversiones que potenciarán la capacidad del sistema. En ese sentido, el Conpes, anunció que el objetivo de la primera fase del Programa de transformación digital será incrementar la eficiencia y transparencia del sistema de justicia para resolver los procesos, ya que a pesar de los números positivos que presenta la digitalización de la justicia en Colombia se deben seguir ajustando las relaciones entre los usuarios y las entidades.

En cuanto a los organismos judiciales que están funcionando de manera digital, Urriago Guzmán recordó que las Cámaras de Comercio tienen los libros de las juntas directivas ya avalados para ser digitales. También la Superintendencia de Notariado y Registro está digitalizando muchos de los procesos, lo cual incluye los trámites por internet de ya casi una veintena de notarías del país.

Los juzgados de tipo civil y de circuito también han dado pasos grandes al aceptar demandas de forma virtual. “En general toda la Rama Judicial ha dado pasos importantes al hacer audiencias a través de plataformas tecnológicas. Pienso que esto fue un gran salto que dio el sector”, dijo Urriago Guzmán.