Colombia | La suma entre humanidad y tecnología sería la clave en el proceso de cambio digital

0
76

La República – Johana Lorduy

La digitalización es uno de los compromisos que más han adquirido las empresas colombianas. Sin embargo, este proceso puede ir más allá de lo virtual. En entrevista con María José Satizábal, CEO de Imaginamos, la ejecutiva habló sobre la necesidad de transformación en el país y de romper los paradigmas que se han tejido frente a este tema.

¿Por dónde cree que se debe arrancar este auge de la digitalización?
Más que digitalizar hay que transformar, más que recomendar una industria o un sector en particular por donde el país deba empezar a digitalizarse, yo recomendaría que hay que enfocarse en repensar o transformar todo aquello que impacte en su valor sus conceptos más macro. Inclusión puede ser financiera, educativa, laboral, pero también cuando rompemos los atrasos que tenemos en infraestructura vial a través de tecnología para poder aumentar la participación de segmentos de la población como los campesinos en la vida no solo económica sino también social y cultural. En otro ejemplo, la transformación de la confianza puede ir desde Uber hasta Obie.

¿Cree usted que como se están pensando muchos proyectos de transformación digital es solo una réplica de las ineficiencias del mundo análogo?
Una verdadera transformación es la suma de humanidades más tecnología que da como resultado crecimientos económicos. Eso puede ser a nivel micro o a nivel macro. Como le decía anteriormente, digitalizar no es lo mismo que transformar digitalmente. Creo que la urgencia por entrar en esta tendencia, ofrecer soluciones digitales a las audiencias o dar la batalla contra competidores nos está llevando a generar copias literales de lo que hacemos con ladrillos, pero ahora en bits y pixeles y eso solo es digitalización.

¿Qué rol juega el sector privado en los proyectos de transformación de servicios ciudadanos?
Debemos romper el paradigma de que el sector privado y público son enemigos o amenazas. Si uno tiene de referente a sociedades más maduras, las sinergias que han ocurrido entre el sector público y privado han llevado a un crecimiento y a un desarrollo con velocidades que no necesariamente son las que se manejan en el sector público. Entonces el rol y la sinergia entre ambos es fundamental

¿Estos proyectos deben estar más enfocados en la educación?
El factor de educación es importante para poder hacer temas de transformación en el país y sobre todo si están enfocados en tecnología, la formación de jóvenes en temas de ingeniería de sistema, de software, de diseño de pantallas es importante. Sin el talento humano vamos a seguir siempre dependiendo de unas cuantas manos y cabezas que puedan aportar. Incluso en este tiempo estamos en déficit de desarrolladores, todavía son más las vacantes que existen que los desarrolladores que hemos logrado formar. Eso debe ser un esfuerzo importante por generar más y más espacios, políticas y ayudas para formar a los jóvenes.

Hace unos días se expidió el Conpes que aprueba el empréstito para la transformación digital de la justicia. Visto desde su óptica, ¿cree que se está siendo audaz para cumplir con los objetivos?
Desde luego son valiosos los esfuerzos que hemos hecho hasta ahora, pero nos falta ser más audaces y no es momento de ser tímidos. Es una gran noticia que el Conpes haya salido y el reto ahora es definir una nueva forma de utilización de esos recursos, porque de nada sirve tener los bolsillos llenos si seguimos construyendo ejecuciones presupuestales como lo hemos venido haciendo hasta ahora. Pues a pesar de las buenas intenciones, lo que pasó con la reactivación de la justicia fue que al haber diseñado y pensado de esa manera se crearon unas barreras paralelas o adicionales en el acceso a la justicia. No podemos repetir los mismos errores

¿Qué proyectos viene trabajando Imaginamos para impactar a los ciudadanos?
Estamos trabajando en dos grandes frentes: uno de servicios de justicia ciudadana, que busca romper las brechas que existen en la administración de justicia, no solo para la población colombiana, sino también para la población migrante. Y otra que pretende recobrar la confianza de los ciudadanos en la justicia, descongestionar el sistema, alivianar las cargas, generar seguridad jurídica.

¿Qué consejo le daría a todos los que se han volcado desde el gobierno a trabajar en transformación digital?

Puede ser tentador querer resolver muchas cosas al tiempo, querer abordar muchas cosas que faltan por trabajar, pero difícilmente uno logra hacerlas bien al tiempo. El consejo es tener foco y es un momento crítico que vale la pena priorizar.

¿Considera que existe un temor de las personas por abrirle la puerta a la tecnología, por que sienten que nos van a reemplazar?
Claramente no hay un desplazamiento o un reemplazo de humanos por tecnología, sino un complemento. Entendida como una relación en la que dos o más cosas diferentes mejoran o enfatizan las cualidades de las otra. La tecnología es neutra, no es mala ni buena.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here