Colombia lanza código de buenas prácticas para eliminar trabas al despliegue de infraestructura

El órgano regulador recomienda a las autoridades locales adoptar la normativa nacional, reforzar canales de comunicación con operadores y otras medidas para zanjar los obstáculos a la implementación de redes.

0
986

Sin infraestructura no hay servicios de telecomunicaciones de calidad ni beneficios sociales. Con esa premisa, la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) actualizó el código de buenas prácticas dirigido a las autoridades locales de Colombia para que actúen en armonía con la normativa nacional y eliminen las barreras a la implementación de infraestructura.

En el documento, el regulador explica cuáles son las competencias de cada dependencia involucrada en la instalación de infraestructura, la reglamentación aplicable y las ventajas para los municipios si zanjan cualquier obstáculo, pues así avanzan hacia ser un “territorio inteligente” con un sistema interconectado.

Algunas de las trabas a la implementación de redes son los requisitos adicionales a las normas nacionales, como la exigencia de aval de la comunidad o la obligación de hacer un estudio de impacto ambiental; determinar distancias mínimas entre estaciones de telecomunicaciones o respecto a centros educativos y escuelas; prohibir instalar equipo de cierta altura en algunos lugares; los sobrecostos que genera mimetizar estaciones; entre otros.

Por lo tanto, la CRC recomienda a las autoridades municipales y regionales adoptar a nivel local las reglas expedidas por el gobierno nacional; fijar normas mínimas que permitan la instalación de infraestructura sin obstáculos; tener canales de comunicación permanentes para informar a la población sobre el tema, con el fin de evitar su oposición por desconocimiento o desinformación; fomentar y actualizar las vías por las que se comunican con los operadores, y dotar de seguridad jurídica a los actores involucrados en el despliegue.

La implementación de redes 5G requerirá un trabajo más intenso de las compañías del sector, pues se espera una mayor instalación de antenas MIMO (múltiple entrada y salida). Si bien el proceso debe ser ordenado, el organismo señala que es importante no restringir el despliegue de 5G cuando esto suceda en el país.

Alrededor de 5G y de las redes de telecomunicaciones en general existe preocupación, por parte de los ciudadanos y gobiernos locales, acerca de supuestos riesgos a la salud generados por la exposición a los campos electromagnéticos. En la guía, la Comisión también detalla que las redes tienen emisiones no ionizantes, que no afectan a los seres vivos.

Colombia, además, en su regulación sigue las directrices de organismos internacionales, como la Comisión Internacional de Protección contra la Radiación No Ionizante, para vigilar la exposición a campos electromagnéticos. La Agencia Nacional de Espectro realiza evaluaciones periódicas en la materia y ha encontrado que los servicios móviles están muy por debajo de los límites permitidos, por lo que son seguros, expone el documento.

Sin embargo, las dudas y la desinformación sobre el tema persisten en la sociedad y pueden representar una barrera a la implementación de infraestructura. Por ello, el regulador identifica que es necesario reforzar la información brindada a la comunidad para propiciar el desarrollo de las telecomunicaciones y visibilizar los beneficios de conectividad y desarrollo social que generan.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here