Colombia | Las plataformas digitales podrían crear oportunidades de trabajo’

134

El Tiempo – Leonardo Herrera

sacrificios que conllevan las medidas son menores en términos de costos que una vida perdida”, señala el presidente ejecutivo del Intergremial, Efraín Cepeda Tarud, quien declara su apoyo a las medidas de confinamiento decretadas en el Barranquilla y los municipios del Atlántico para frenar las muertes y contagios de covid-19, y que han tenido unas repercusiones en los sectores productivos de esta capital.

Buena parte del comercio ha sido afectado por la caída del consumo, pese a eso Barranquilla es una de las pocas ciudades que mantiene indicadores positivos,  sostiene Cepeda, al mostrar las cifras del Dane que aseguran que en febrero del 2021 esta capital logró el nivel más alto de ocupados desde el inicio de la pandemia, con 872.000 personas, 48.000 más que en enero.

Reconoce el alto índice de trabajo informal y por eso piensa que a la ciudad y al departamento les llegó el momento de acelerar la digitalización provocada por la pandemia. “Las plataformas digitales podrían crear oportunidades de trabajo”.

¿Cómo ha golpeado la pandemia la economía de la ciudad?

De acuerdo con el Índice Mensual Económico Distrital, que elabora Fundesarrollo, durante enero del 2021 la economía de Barranquilla evidenció una contracción de -2,9%.

Pasamos de un crecimiento constante en promedio del 4% anual a tasas negativas. Y ello ha incidido en el aumento de la informalidad.

A ello se suma la caída en la confianza del consumidor, aunque nos mantenemos como una de las ciudades con un mejor indicador en esta medición, y la reducción de la demanda de bienes y servicios y con ello de la rentabilidad de las empresas.¿Cuál ha sido el sector más afectado?

Restaurantes, hotelería, transporte son algunos de los sectores más impactados por los efectos de la pandemia, dado que dependen de la presencialidad de sus clientes y usuarios. Buena parte del comercio también ha sido afectada por la caída del consumo.¿Qué están haciendo para evitar la caída de más empleos?

El haber logrado una pronta reactivación de los sectores productivos el año pasado y el mantener abierta la economía ha permitido salvar buena parte del empleo y recuperar muchos de los perdidos.

De hecho, el Dane reportó que en febrero del presente año Barranquilla logró el nivel más alto de ocupados desde el inicio de la pandemia, con 872.000 personas, 48.000 más que en enero. También hay una tendencia decreciente de la tasa de desempleo mensual, la cual en el trimestre diciembre 20 y febrero 2021 fue del 12%, la menor del país.Pero sigue creciendo el trabajo informal en las calles.

Aunque también es cierto que ha aumentado la informalidad, la cual ronda el 60%. Ese es el gran desafío que tenemos en conjunto los sectores público y privado.

Se espera que en el segundo semestre comiencen a ejecutarse proyectos de inversión pública que ayuden a crear empleos. Y continuar atrayendo inversión extranjera o nacional empresarial. De acuerdo con ProColombia, en el primer trimestre de este año invirtieron en Barranquilla, Galapa y Malambo empresas de Estados Unidos, Australia, Chile y Perú, que generaron más de 2.500 empleos.¿Siente que hasta el momento la ciudad ha salido bien librada de la crisis económica provocada por el covid?

No se pueden negar los impactos negativos de la pandemia en el tejido productivo de la ciudad.
Muchas empresas continúan reactivándose, otras no han podido recuperarse, y muchas tuvieron que cerrar. Pero es evidente que estamos mejor que otras ciudades del país y que tenemos condiciones para recuperarnos. Depende mucho de que reduzcamos la tasa de contagio del covid-19 con las medidas de autocuidado y de la vacunación que hay que acelerar para alcanzar la inmunidad de rebaño en el menor tiempo posible.

El sector empresarial de Barranquilla sigue luchando por mantenerse a flote en medio de la pandemia,Foto:

Kronos¿Cuáles serán las consecuencias económicas directas derivadas de la pandemia?

Es difícil prever las consecuencias económicas futuras derivadas de la pandemia y mucho dependerá del éxito en el plan de vacunación y en lograr la anhelada inmunidad de rebaño. Cualquier pronóstico está atado a eso.En Barranquilla hay empresarios que han mostrado interés en comprar vacunas para sus empleados. ¿En qué van los diálogos del sector empresarial local alrededor de la compra de vacunas contra el covid-19?

Se mantiene porque es urgente acelerar el Plan Nacional de Vacunación, que tiene bajo nivel de cumplimiento.

Aunque a través de la resolución 507 se le permite al sector privado negociar, importar y adquirir vacunas, todavía hay limitantes para que ello se pueda dar. Los mayores obstáculos son el otorgamiento de la Autorización de Uso de Emergencia (ASUE), por parte del Invima, y la indemnidad que se le traslada al sector privado. Y porque el riesgo sobre los efectos secundarios que puedan tener las vacunas no es medible, por lo cual no es sujeto de aseguramiento.¿Las medidas de confinamiento los han golpeado mucho?

Reiteramos nuestro respaldo a las medidas tomadas por el alcalde Jaime Pumarejo y la gobernadora Elsa Noguera porque están tomadas con base científica y sobre el análisis de datos actualizados del comportamiento del virus y sus efectos y porque mantienen el sano equilibrio entre proteger la vida y salvar la economía.

Tenemos que continuar cuidándonos para bajarle presión al sistema de salud y de esa manera contribuir para superar este tercer brote. Los sacrificios que conllevan las medidas son menores en términos de costos que una vida perdida o que el cierre total de la economía que tiene efectos negativos en cascada en la sociedad.¿Qué oportunidades pueden aparecer como consecuencia de la pandemia?

En Barranquilla tenemos que acelerar la digitalización provocada por la pandemia, que podría dar lugar a un mayor dinamismo en numerosos sectores. Las plataformas digitales podrían crear oportunidades de trabajo. También el comercio de bienes y servicios a través de internet representa una oportunidad para una mayor integración de nuestra economía con otros mercados. E igualmente el desarrollo de nuevos negocios con alto componente tecnológico.

Además, hoy se observa una tendencia creciente del turismo doméstico, lo que coincide con el Pacto por el Turismo del Atlántico que busca aprovechar la riqueza que tiene el departamento para desarrollar esa industria.

Otra oportunidad es la de atraer inversión empresarial extranjera por efecto de la relocalización de grandes compañías en zonas cercanas a sus cadenas de proveeduría y sus mercados, con mano de obra accesible en términos de costos y niveles adecuados de calidad de vida.