Colombia le apuesta a megaproyecto de conectividad rural

74

Portafolio

Con la pandemia, conectar a la gente con el mundo digital pasó de ser una necesidad a una urgencia por resolver por parte de los gobiernos. Por ejemplo, según informe de agosto de 2020 de la Cepal y de la Unesco, en Colombia sólo el 67% de los estudiantes de 15 años tienen conexión a internet, el 62 % tiene acceso a una computadora y el 29% a un software educativo.

Y es que con el Covid-19, no tener acceso a la web es como vivir en un cuarto oscuro alejado de la realidad, por lo que el gobierno colombiano ha decidido apostarle a un revolucionario proyecto con el que busca ofrecer Internet gratuito a millones de habitantes de zonas rurales de los 32 departamentos del país.

Se trata del proyecto de Centros Digitales y conectividad rural más grande de la historia de Colombia, con el que el Ministerio de las TIC promete llevar zonas WiFi a 14.745 comunidades rurales, donde se verán impactadas positivamente escuelas, puestos de salud, guarniciones militares, minorías étnicas y parques naturales.

Para Diego Rodríguez, cofundador y CMO de OhmyFi, empresa especializada en el desarrollo de soluciones de WiFi Marketing y participante en la ejecución del mega proyecto de conectividad rural, esta es una iniciativa del gobierno en la que no sólo miles de zonas alejadas del país podrán acceder a Internet, sino en la que “entes territoriales tendrán la oportunidad de usar el WiFi como herramienta de comunicación con la población rural”.

“Si bien el WiFi es un medio que le permite a la gente conectarse con el mundo digital, también es una herramienta social poderosa que puede servir como plataforma informativa, donde las comunidades accedan a contenidos que ayuden a fomentar su educación, sus oportunidades de empleo y con ello, mejorar su calidad de vida”, explica Rodríguez.

El proyecto de conectividad rural es una ambiciosa iniciativa que arrancó su ejecución el pasado 17 de marzo con la activación e inauguración de cinco centros digitales en el municipio de Baranoa (Atlántico), por parte del presidente de la República en el marco de su viaje a la Asamblea del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), organizada en Barranquilla.

Cabe resaltar que la adjudicación de este proyecto está dividido en dos regiones: A y B, donde la primera será desarrollada por Claro, OhmyFi y otros actores, quienes se encargarán de instalar los puntos WiFi y centros digitales en los departamentos de Antioquia, Atlántico, Caldas, Caquetá, Cesar, Córdoba, Guainía, Guaviare, Huila, La Guajira, Meta, Norte de Santander, San Andrés, Santander, Sucre, Tolima y Vaupés.

Por su parte, la conectividad de la región B estará a cargo de otro operador, quien ejecutará el proyecto en Amazonas, Arauca, Bogotá, Bolívar, Boyacá, Casanare, Cauca, Chocó, Cundinamarca, Magdalena, Nariño, Putumayo, Quindío, Risaralda, Valle del Cauca y Vichada.

A través de este mega proyecto, que tuvo una inversión de más de 2,1 billones de pesos y que operará hasta el 2030, Colombia espera dar un paso gigante en su meta u objetivo de conectar al 70 % del país con internet de calidad.