Colombia | Más de 50 mil personas se formarán este año en programación

132

El Tiempo

En agosto del año pasado, el país le dio luz verde a una iniciativa que busca afrontar el déficit que hay a nivel nacional en materia de talento humano con habilidades en ciencias de la computación, un panorama que, según el informe ‘Talent Gap’ de Mckinsey & Company, tendrá para 2025 una falta total de 112.000 programadores requeridos por el sector laboral en Colombia.

A este se le suma un estudio presentado por el Ministerio del Trabajo, en septiembre de 2020, en el que se revelan los sectores laborales que tienen una mayor brecha de capital humano. Entre estas están profesiones relacionadas con el campo de la tecnología como el alojamiento en la nube, realidad virtual y aumentada, ciberseguridad, desarrollo de aplicaciones web, blockchain y big data.

Con esta realidad por delante, el Ministerio de las TIC puso en marcha el plan Misión TIC 2022, que tiene como meta formar en menos de dos años a 100.000 programadores en el país, entre los que se incluyen personas con carreras afines o con muy poco conocimiento en esta área.

“La estructuración del proyecto contó con la participación de académicos y varias empresas del sector que nos ayudaron a identificar cuáles eran las principales carencias profesionales y en un tiempo récord se logró una formulación del plan de estudios y el tipo de metodologías que se iban a utilizar”, indicó Karen Abudinen, ministra de las TIC.

Para esto, precisamente, se establecieron como áreas de formación de los estudiantes temas de análisis de datos, de procesos, desarrollo web, inteligencia de negocios y seguridad de la información. Así como habilidades blandas para participar en procesos de selección dentro de las empresas.Una alta acogida

La estructuración del proyecto contó con la participación de académicos y varias empresas del sector que nos ayudaron a identificar cuáles eran las principales carencias profesionales.

Desde el lanzamiento de la iniciativa, la cual cuenta con una inversión total de 192.857’697.342 pesos, se inscribieron 156.456 personas para ser uno de los beneficiarios, de los cuales 54.250 ya fueron admitidos para participar en el proceso de formación.

Para esto, se establecieron dos rutas de aprendizaje, la primera orientada a jóvenes de los grados 10.º y 11.º de colegios públicos, que reciben 320 horas de capacitación, y la segunda para colombianos bachilleres mayores de 15 años, en un proceso de 800 horas.

La mayor cantidad de seleccionados están en el rango de los 20 y los 39 años de edad, con el 58,1 por ciento de los admitidos; le sigue personas entre los 15 y los 19 años, con el 26,09 %, y mayores de 39 años, cuya participación es del 12,87 por ciento.

Con corte a diciembre pasado, un total de 2.657 estudiantes, los cuales hicieron parte de la primera fase, que fue operada por la Universidad Nacional, la Universidad del Norte, la Universidad Tecnológica de Pereira y la Universidad de Pamplona, ya finalizaron su formación. De estos, según datos del Mintic, ya se han vinculado más de la mitad a empresas como Habi, Seguros Bolívar, Salud Total, Wom, entre otras.Lo que viene

Este año, Colombia comenzó la segunda fase del programa, que contempla la formación de 54.250 personas, de las cuales 10.000 inscritas corresponden a la ruta 1 del programa y 44.250, a la ruta 2.

Para esta etapa se aumentó a diez el número de universidades vinculadas al proceso de capacitación, entre las que se encuentran la Universidad Autónoma de Bucaramanga, Universidad de Antioquia, Universidad de Caldas, Universidad del Norte, Universidad El Bosque, Universidad Industrial de Santander, Universidad Nacional, Universidad Pontificia Bolivariana, Universidad Sergio Arboleda y Universidad Tecnológica de Pereira.

La inversión para este 2021 del programa es de 85.000 millones de pesos.

“Uno de los objetivos que tenemos con Misión TIC es que para finalizar el año logremos conectar la mayor cantidad de beneficiarios con el mercado laboral. Incluso muchas de las empresas que nos han acompañado en el proceso ya han comenzado a contratar a varios de los inscritos”, destacó la ministra Abudinen.

La última fase se llevará a cabo en el 2022, cuando se espera capacitar en programación a 47.500 personas más en el país. Para lograr esta meta, se contará con una inversión de 100.000 millones de pesos.‘Con el programa logré obtener unas bases sólidas en el área’

El 51 por ciento de los 2.657 estudiantes que ya se han graduado del programa Misión TIC están vinculados laboralmente en este momento.

Andrés Felipe Chala, de 28 años, es uno de ellos. Él terminó los ciclos de la capacitación el pasado 23 de diciembre, con la Universidad Nacional.

Su gusto por la computación empezó hace varios años, por eso decidió estudiar Ingeniería Electrónica en la Universidad El Bosque, donde se graduó el año pasado.

“Soy una persona que no se rinde, me gustan los desafíos y por esto mismo es que me gusta tanto la programación, con el programa logré obtener unas bases sólidas en el área y a medida que fueron surgiendo nuevos proyectos he adquirido muchas habilidades como profesional”, señaló Chala.

Actualmente, está vinculado a Seguros Bolívar, donde hace parte del proyecto Tech Camp.

Juan José Toro, de 27 años, por otro lado, es uno de los beneficiados del plan en Medellín.

Con esto complementó los estudios en Ingeniería Mecánica que realizó en la Universidad Nacional y las clases de la maestría en Investigación en Ingeniería de Materiales y Procesos que está cursando en el mismo centro educativo.

“Actualmente, me encuentro laborando en Protección S. A. como analista de datos dentro del equipo de normalización de historia laboral. Mis funciones se orientan en diseño y desarrollo de soluciones tecnológicas a la experiencia de atención al cliente a partir del análisis de los datos generados por el proceso”, indicó Toro.

Así mismo, Santiago Suárez, de 24 años, fue uno de los graduados en el 2020 y se capacitó en la Universidad del Norte. Aunque ya cuenta con una carrera como economista en la Universidad del Rosario, siempre sintió una afinidad por las ciencias de la computación, por lo que se decidió a participar en la convocatoria.

“Cuando se me presentó la oportunidad de hacer parte de Misión TIC 2022, no dude ni un segundo. A través de este proyecto me enamoré más de la programación y me di cuenta de lo que era capaz de hacer, no solo con talento, sino con excelencia y disciplina”, precisó Suárez.

En los ciclos desarrollados en el programa participó en uno de los retos de desarrollo de software que presentó la compañía de tecnología 2NV, quienes, finalmente, eligieron a Suárez para ocupar el cargo de desarrollador de software júnior dentro de la empresa.