Colombia: Operadores no están de acuerdo con nueva ley TIC

0
220
11 de noviembre del 2011. Inicio de operaciones de la empresa Claro de telefonia en diferentes puntos del area metropolitana. En la foto: movimiento comercial de la compa–ia Claro en la sucursal ubicada en el Paseo de las Flores.

América Retail-Laura Neira Marciales

Ayer el gobierno anunció la sanción presidencial de la ley TIC, lo que significa la disolución inmediata de la CRC como se conoce hasta el momento, así como una pausa en el proceso de la definición de si Claro tiene o no una posición dominante en mercado móvil del país.

Por lo que una vez más los operadores se enfrentan a una discusión sobre las consecuencias de esta demora, así como de la sanción a la ley TIC y sus supuestas contradicciones.

Desde Claro, continuaron haciendo un llamado al Gobierno Nacional, para «agilizar la designación de los nuevos comisionados para que a la mayor brevedad se revise la definición de los mercados relevantes con una visión integral, el nivel de competencia en los mismos, se adelante la subasta de espectro y se desarrolle la normatividad que habilite las necesarias y esperadas inversiones en el sector».

Por su parte, Marcelo Cataldo, presidente se Tigo, aseguró que «la firma de la ley TIC sin una declaración de dominancia resulta contradictorio para los objetivos del gobierno: mientras se busca la modernización regulatoria para cerrar la brecha digital, se dilata la decisión para dinamizar el mercado».

Fabián Hernández, presidente CEO de Telefónica Movistar, afirmó que «La sanción de la Ley de Modernización del Sector TIC, que en general es una apuesta positiva para el desarrollo de las telecomunicaciones, tiene como consecuencia el aplazamiento de la decisión sobre la declaratoria de la posición dominante de Claro en el mercado de servicios móviles (voz y datos). Un proceso adelantado durante más de dos años en la hasta ayer vigente la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) que se hubiera podido resolver dada la evidencia técnica».

Asimismo, Cataldo aseguró que “el cierre de la brecha digital en Colombia tiene una relación directa con la elevada concentración del mercado; esto se concreta en el fuerte impacto sobre el nivel de inversión de la industria móvil, que ha pasado de USD 1.500 millones en 2011 a USD 857 millones en 2018, es decir una reducción de más del 40%”, explicó el ejecutivo y añadió “todos los operadores invertimos en la medida de nuestros ingresos; un mercado sin competencia no es un ambiente propicio para ello, la subasta será aprovechada por Claro no solo para anclar su posición dominante en voz sino para multiplicarla en todo el mercado móvil – que incluye datos.”

Henández agregó que «para Telefónica Movistar cada día que pase sin adoptar medidas sobre la evidente dominancia de Claro, debilita el único elemento que garantiza el bienestar de los consumidores: la competencia, y llevará al sector a un punto de no retorno.»

Otro de los puntos que resaltó el presidente de Tigo, es que “ni sumados los ingresos de todos los operadores restantes se alcanzan los de Claro; esto avizora quién será el operador que más adquiera espectro. A menos que el MinTIC tome medidas en el asunto, los demás operadores quedarán con una cuota reducida de tan valioso recurso para las comunicaciones, la pluralidad informativa, y el derecho de los colombianos a tener mejores ofertas, por ello fuimos tan insistentes en esta importante tarea”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here