Colombia | Tecnología: el salvavidas del trabajo y la educación

101

El Tiempo

Los avances tecnológicos permitieron que durante varios meses el mundo no se paralizara por la pandemia de covid-19 y las medidas de confinamiento para frenar la propagación del virus. Los modelos de teletrabajo o trabajo remoto, así como educación virtual, se convirtieron en las únicas alternativas para no frenar la productividad de las empresas y los procesos educativos.

Esto llevó a que Colombia, al igual que el resto de países, viviera una rápida adopción de tecnologías para poder continuar con las dinámicas del día a día. La pandemia significó una aceleración de cerca de 20 años en la apropiación digital en el país, según el estudio Apropiación Digital 2021, del Centro Nacional de Consultoría, que midió los primeros 10 meses de la pandemia.

Entre los hallazgos más relevantes del informe está el aumento de personas que pasaron de usar internet solo para comunicarse y entretenerse a hacer labores como estudiar, trabajar y realizar transacciones en línea. El 55 por ciento de los colombianos está haciendo uso productivo de la conectividad, destacando que durante los meses más fuertes de la pandemia al menos el 36 por ciento de los habitantes hizo uso de internet para estudiar o participar.

“Si no existiera la tecnología el mundo se habría frenado totalmente y no se habría podido sobrellevar ese aislamiento y las medidas que fueron implementadas por parte de los gobiernos para manejar la crisis sanitaria. Bajo esa dinámica, las tecnologías no solo se convirtieron en una herramienta sino fueron el vehículo principal para continuar con las actividades”, señala Sandra Milena Ortiz, profesora de la Universidad Externado y experta en telecomunicaciones.

Los cambios llevaron a que en el país se adaptara rápidamente la normatividad para permitir que las empresas enviaran a sus empleados a trabajar desde las casas, y es que si bien el país cuenta desde el 2008 con la Ley 1221 en el que se establece el teletrabajo en el país, surgieron otras dos modalidades para flexibilizar los requisitos para desarrollar funciones laborales desde el hogar, como son el trabajo remoto y el trabajo en casa.

Esto permitió, asegura el director del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, Iván Jaramillo, que todas las medidas tomadas desde el Estado estuvieran apalancadas desde “las posibilidades que ofrece la tecnología”.

“La tecnología jugó un papel acentuado en la protección de puestos de trabajo, dado que en ella se basaron todas las rutas de protección del empleo para impedir que producto de la crisis económica y sanitaria se tuviera una pérdida a gran escala de empleos, más allá de la que se tuvo efectivamente”, precisa Jaramillo.