Colombia y Chile dan la bienvenida a una nueva marca de teléfonos chinos

Es parte de su estrategia de expansión en América Latina.

211

Los usuarios de servicios móviles en Colombia y Chile tendrán una nueva opción de marca de teléfonos.

Se trata de la llegada de la empresa de origen chino, Oppo, que anunció su llegada a ambos países, con lo que continúa su expansión por América Latina.

Oppo abrió su participación en el mercado regional con su llegada a México en 2020, sin embargo, sólo se trató de un primer paso.

“América Latina representa un papel importante en nuestros planes de desarrollo del mercado global. Con la creciente conectividad de Internet móvil en la región y la tasa de penetración de teléfonos inteligentes relativamente alta, especialmente en Chile y Colombia, estamos entusiasmados de ingresar a estos nuevos mercados donde podemos llevar nuestras innovaciones a más usuarios y socios”, comentó Scott Zhang, Overseas Business Lead en Oppo.

Mercado de smartphones crece: Samsung continúa a la cabeza y Xiaomi aumenta popularidad

Figo Zhang, presidente de Oppo Latam, aseveró que en México tuvieron en 2020 un crecimiento de 1,200 por ciento, aunque no ofreció mayores detalles.

“Gracias al sólido desempeño en México, tenemos más confianza para llevar nuestros productos y servicios a los usuarios chilenos y colombianos. Tenemos ambiciones a largo plazo para el mercado latinoamericano, donde nuestro objetivo es convertirnos en la marca de teléfonos inteligentes líder en la región”, dijo Zhang.

La marca OPPO nació en 2009 y desde entonces han logrado expandirse a más de 40 países. Ha logrado también hacer alianzas con más de 80 operadores de servicios móviles, entre ellos América Móvil, Vodafone, KDDI y SoftBank.

Los ejecutivos dijeron que dichas asociaciones han ayudado a Oppo a ganar terreno en sus respectivos mercados y han contribuido significativamente a su desarrollo global.

De acuerdo con Gartner, Oppo se ubicó en 2020 en la quinta posición de los fabricantes de teléfonos móviles con ventas de más de 111 millones de unidades y una participación de 8.3 por ciento.